19 enero 2016 Hardware, Industria

iPhone-6s-batería

A colación del informe de Amnistía Internacional que desvela que el cobalto usado en las baterías de varias empresas tecnológicas es minado por niños en el congo, Apple ha explicado a la ONG que es incapaz de determinar el origen del cobalto usado en sus baterías.

Otros fabricantes implicados han ofrecido a este respecto declaraciones similares.

La empresa de Cupertino no puede confirmar una conexión entre las empresas congoleñas que venden el cobalto y sus proveedores orientales, y matizan que es difícil o imposible rastrear el origen de la materia prima procedente del Congo.

En la línea de los esfuerzos realizados por Apple en los últimos tiempos, Apple explica en un comunicado remitido a la BBC que “El trabajo de menores de edad no se tolera en nuestra cadena de suministro y estamos orgullosos de haber liderado la industria en nuevas y pioneras salvaguardas. Actualmente estamos evaluando docenas de materiales diferentes, incluyendo cobalto, con el fin de identificar los riesgos laborales y ambientales, así como las oportunidades de Apple para lograr un cambio eficaz, escalable y sostenible.”

Al ser la mayor empresa tecnológica del mundo, Apple ha estado durante años en el punto de mira de los medios, sobretodo cuando se trata de violaciones de derechos humanos. En este sentido, Apple ha creado e instaurado un sistema integral de monitorización de las cadenas de suministro, con unas estrictas directrices e informes anuales de transparencia, así como iniciativas especiales de financiación para garantizar unas condiciones de vida adecuadas para los trabajadores en el extranjero.

En 2010 ya tomó medidas respecto a trabajadores menores de edad, mientras que en 2013 se descubrieron nuevos abusos. La compañía impuso sanciones a las empresas implicadas, o bien dejó de hacer negocios con ellas.

Vía | Appleinsider

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *