3 abril 2017 Hardware, Industria

Toshiba NAND

Apple se ha unido a otros dos grandes pesos pesados de la Industria Tecnológica como son Google/Alphabet y Amazon en el top de compañías interesadas en hacerse con la división de Toshiba encargada de la fabricación de las memorias flash NAND, recientemente puesta a subasta por la empresa nipona con el fin de ayudar a compensar sus pérdidas económicas.

Las tres compañías son, probablemente junto quizás a Western Digital, los aspirantes con más probabilidades de terminar llevándose el gato al agua, sobre todo por las relaciones que Toshiba ha ido entretejiendo con todas ellas en las diferentes fases de producción de sus smartphones o de los servidores para sus centros datos.

Por ahora desconocemos el estado de las ofertas económicas que se manejan en el caso de Apple, pero para que nos hagamos una idea de los montantes, otros aspirantes a hacerse con el negocio de Toshiba como el fabricante de chips Broadcom o el fondo Silver Lake Partners se mueven en torno a los 18 millones de dólares.

Hasta ahora, era Western Digital la que parecía la opción más factible, no en vano está asociado con la propia Toshiba en Japón, pero cuando nombres como Apple, Amazon y Google entran en la ecuación, no conviene perderlos de vista, sobre todo por el reciente interés de la manzana en mantener bajo su control todos los aspectos de la producción de sus dispositivos.

Porque si al final Apple adquiriese la división NAND, le permitiría gestionar cómodamente la provisión de la memoria para el iPhone, el iPad o los Mac venideros sin tener que depender tanto de terceros como sucede en la actualidad.

A su favor cuenta, como en el caso de Amazon y Google con el hecho de ser compañías americanas. Para empezar, ayudaría a acercar posturas con la administración Trump, sobre todo porque precisamente Toshiba anda un poco tensa con el Gobierno por su subsidiaria en el país, Westinghouse. Además, rivales como Foxconn o TSMC pierden fuelle por cuestiones de seguridad nacional relativos a otro Gobierno, en este caso, el japonés.

Vía | Reuters

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *