2 febrero 2017 Opinión

Trump y Apple

“Somos una nación hecha fuerte por los inmigrantes. Como empresarios y dirigentes de empresa, nuestra capacidad de hacer crecer nuestras compañías y crear puestos de trabajo depende de la contribución de inmigrantes con competencias en cada sector”.

Este es uno de los párrafos que se incluyen en una carta abierta que Apple y un grupo de las principales compañías tecnológicas estadounidenses están preparando y en la que se oponen directa y claramente a la última orden ejecutiva elaborada por el Presidente Donald Trump que pretende prohibir el acceso al país a determinados inmigrantes.

Una carta que se ha filtrado ya en Internet y cuyo texto podéis leer íntegramente en Recode y en la que se recalca la importancia que los inmigrantes han tenido siempre en la historia de los Estados Unidos. Además, menciona también la preocupación por cómo esa orden puede afectar a los empleados que estén en el país con un visado y deja claro que están dispuestas a colaborar con la administración Trump para realizar los cambios lógicos y necesarios en dicha ley.

Si está por la labor de escuchar, claro.

La carta está firmada por Apple y por otras compañías relevantes en el sector de la tecnología, como Facebook, Google, Uber o Microsoft, a las que es muy posible que también se terminen uniendo empresas de otros campos que coincidan con la filosofía que se expresa en la misma.

Recordemos que el pasado viernes, el Presidente Trump decidía vetar la entrada al país a ciudadanos de países como Siria, Iraq, Iran, Somalia, Sudan, Libia y Yemen durante al menos noventa días, así como prohibir el acceso a los refugiados durante 120 días. Una medida que dejaba a los afectados abandonados en los aeropuertos y despertaba conciencias y protestas a lo largo del país, desde ciudadanos individuales a grandes compañías como las que firman la carta de la que os estamos hablando.

Tim Cook ya dejaba bien claro que Apple no apoyaba en absoluto la política de inmigración de la nueva administración en una carta a sus empleados y también ofrecía asesoramiento sobre el tema a La Casa Blanca para paliar el efecto negativo de la misma e incluso se planteaba iniciar acciones legales.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *