6 enero 2016 Industria

iPhone 6s iPhone 6s Plus

Las ventas en el primer fin de semana en el que la nueva generación del iPhone estuvo disponible fueron realmente de record, apuntando que el dispositivo iba a ser un verdadero superventas. Yo lo es, sin duda que lo es, pero quizás no tanto como se esperaba desde Cupertino.

Y como muestra, la decisión por parte de Apple de recortar alrededor de un 30% la actual producción tanto del iPhone 6s como del iPhone 6s Plus durante el primer cuarto de este año, adaptándose así a una demanda de mercado no tan halagüeña como cabría esperar, más que por que el teléfono no se venda bien, precisamente.

La decisión de la compañía habría sido tomada tras recibir los informes de los vendedores de todo el mundo, anunciando un exceso de stock que afectaría por igual al iPhone 6s y al iPhone 6s Plus, exceso que solo se paliaría reduciendo la fabricación de nuevas unidades durante el período entre este Enero y el próximo mes de Marzo.

Todo un cambio de planes en la estrategia de Apple ya que en teoría las intenciones de la compañía eran las de mantener el mismo ritmo de producción que el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus tuvieron durante este primer trimestre del año, pero el descenso en las ventas comparativas habría terminado por obligar a la compañía de la manzana a cambiar de estrategia y adaptarse al mercado.

Es cierto que conforme el producto se mantiene en el mercado, a veces se reduzca la producción para adaptarse a las oscilaciones en las demandas, Apple lo suele hacer, además, pero una reducción del 30% durante tanto tiempo sí que se puede considerar como poco habitual y que responde, sin duda, a unas ventas por debajo de lo esperado.

¿Y a qué se debería este descenso?

Pues podría deberse a varias causas, desde que haya usuarios que piensen que no merece la pena desembolsar lo que cuesta un terminal de alta gama como un iPhone por solo una leve mejora respecto a la generación anterior a la cotización del dólar, que ya obligó en su momento a rebajar precios en algunos mercados emergentes para evitar precisamente un descenso significativo en las ventas.

Vía | Nikkei

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *