6 marzo 2015 Hardware, Opinión

Apple-Watch-Sport

El hecho de que Apple diga que con su reloj y los desarrolladores, las posibilidades son casi infinitas, provoca que la imaginación popular apunte a cosas que en la práctica no podrían ser viables porque se dejan de lado cuestiones básicas.

El creer que el reloj puede o incluso debe hacer sin tener en cuenta aspectos cruciales puede provocar que el Apple Watch se mate en la caída. Y esto es algo que en Cupertino no van a permitir.

Cuenta la leyenda, que cuando los forajidos Butch Cassidy y Sundance Kid se encontraron acorralados, tuvieron que decidir entre entregarse a la ley, o tirarse por un altísimo precipicio al agua. Tuvieron poco tiempo para decidir y los problemas eran varios. Que si las rocas; que si el viento les empujaría a caer en la orilla; que los remolinos nos arrastrarán al fondo. Que yo no se nadar. Bueno, no te preocupes voy yo primero y la corriente te llevará hasta mi. No, nos tiramos los dos cogidos de la mano… Ni por un momento pensaron que podrían matarse en la caída. No por caer donde no deben, sino por la altura de la caída.

La evolución de iOS ha ido de la mano de la evolución del hardware que lo mueve, y las posibilidades han crecido exponencialmente no sólo gracias a los desarrolladores, sino a Apple que ha ido poniendo a disposición de cualquiera que tenga una idea para una app, un inmenso elenco de apis que hacen posible casi cualquier cosa. Y es precisamente este proceso el que parece que se ha olvidado.

Se está dando la sensación de que el Apple Watch no tendrá éxito si no es capaz de hacer esto o aquello; que no será digno de Apple si no alcanza esta cota de posibilidades. Que si no hay un Kitt, te necesito será un estrepitoso fracaso. Porque resulta que “lo normal” es que tenga que hacer no sólo lo que dice Apple que podrá hacer, sino todo lo que el usuario crea que debe hacer en base a lo que dice Apple. Y hacerlo ya.

Por ejemplo, si se dice que con el Apple Watch se podrá hacer check-in en los hoteles, abrir las puertas de las habitaciones, pagar compras y restaurantes, hacer de pantalla secundaria para mensajes, correo y calendario con notificaciones interactivas, música mientras hacemos deporte, mapas, medir nuestro estado de salud, controlar el Apple TV, meteorología, alarmas, panel de visión de fotos, jugar, todo ello conectado con el iPhone, mas todo lo que a los desarrolladores se les antoje, es que debe poder hacerlo en una jornada normal. Pues este reloj, sería el Apple Watch que se mataría en la caída. O mejor dicho, lo suicidaríamos los usuarios, porque no podría hacer todo lo que debe hacer.

Y es que, volviendo a la evolución, hay un elemento en los dispositivos de iOS y el hardware que no va a cambiar mucho en el caso del Apple Watch. Ese elemento es el tamaño. Y a mayor tamaño, más espacio para poner más batería. La batería es lo que en términos de autonomía no va a cambiar a medio plazo en el reloj, y eso crea un techo de posibilidades que corta por completo el concepto de lo que debe hacer el Apple Watch.

¿Conocéis esa frase de que el Mac es un asco porque se me cuelgan las ovejas del Facebook? Pues una vez se ha entendido que en este caso concreto ni es el Mac, ni es el navegador Safari, sino Flash el que tiene el día tonto, extrapoladlo en su contexto al Apple Watch y al es una basura de reloj porque son las 11 de la mañana y sólo he hecho 700 cosas con él. Mucha atención con la relación entre lo que puede hacer, lo que debe hacer y lo que hará y podrá hacer en realidad el Apple Watch porque ya se nos está poniendo sobre aviso en el sentido de la autonomía de la batería.

Y por otra parte, Apple se asegurará que los usuarios no suicidemos el dispositivo porque medirá muy mucho las apis que lanza para que los desarrolladores den rienda suelta a su imaginación en forma de apps. Si alguien cree que la compañía permitirá que la posibilidad de hacer un par de cosas asombrosas merme la posibilidad de hacer centenares de cosas geniales por falta de batería, está en un error. Apple no va a permitir que el Apple Watch se mate en la caída, ni que lo suicidemos los usuarios.

Bonus: Al final, los forajidos Butch Cassidy y Sundance Kid se tiraron al vacío, cayeron al agua, alcanzaron la orilla, y siguieron huyendo en dirección a México.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. http://www.evcast.com/members/evcast/blog/VIEW/00000001/00000442/EVcast-417-Bos-Got-His-Fisker.html 6 agosto 2015
  2. supplements 7 agosto 2015
  3. Social news magazine 24 agosto 2015
  4. look at this site 25 agosto 2015
  5. www.sites.google.com/site/commercialcleaningauckland 29 agosto 2015
  6. dbwatchsoftware 31 agosto 2015
  7. dickies shirts 5 septiembre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *