27 noviembre 2015 Opinión

PseudoBlackFriday

Por segundo año consecutivo, Apple no va mas allá de sugerir regalos en Black Friday, y ya no ofrece descuentos en algunos de sus productos, como hace la mayoría de establecimientos de medio mundo… pero NO todos.

A partir del hecho de que algunas marcas tampoco se unen a la “fiesta de la compra” que manda este día, se despliegan algunas posibilidades sobre porqué Apple ya no celebra Black Friday. Veámoslas.

Angela Ahrendts, la responsable de tiendas y servicios retail de la compañía, puede que no sea la responsable de que Apple falte por segundo año consecutivo a la tradición del Black Friday, pero no se puede esconder que desde que ella está en la compañía, en Apple ya no se celebra Black Friday. La propia directiva dijo hace muy poco, al responder a la pregunta sobre porqué Apple ya no celebra la festividad, que “si hay algo bueno para los trabajadores, también es bueno para el negocio”. Pero no ahondó más en su respuesta.

Como la única alternativa es sacar conclusiones, lo primero que viene a la mente es que un día como Black Friday en una tienda es muy estresante para todo empleado, que debe estar sometido a una presión inusitada durante toda la jornada, puesto que hay que atender a mucha gente, atenderla rápido, y atenderla bien. ¿Afecta la presión del Black Friday a la calidad de servicio de una Apple Store? Posiblemente. ¿Afecta la NO celebración del Black Friday a las arcas de la compañía, ganando menos que lo que podrían? Probablemente, no. Y de aquí, saltamos a la siguiente posibilidad.

¿Necesita Apple unirse al Black Friday? No. Si es que probablemente le importa más faltar a la tradición que los beneficios que podría obtener. Pero es que Apple no necesita hacer descuentos, porque venderá igualmente. En Estados Unidos -y cada vez en más países- en periodo navideño es el primero del ejercicio fiscal en el que se contabilizan las ventas de todo el año. Pero, los productos estrella de la compañía se venden bien todo el año, aunque si, gran parte de las renovaciones se lanzan justo a las puertas de la temporada navideña.

Hay que tener en cuenta además que Apple no ofrecía descuentos en productos estrella, y se centraba en accesorios -las ventas de los cuales no se pueden contabilizar porque en los resultados financieros se diluyen en otros– y en porcentajes muy pequeños, o bien, ofrecía descuentos en forma de tarjetas-regalo que a saber cuando las usaba cada usuario. Además: Para qué molestarse en hacer descuentos si todo distribuidor oficial, retailer, gran superfície comercial y tienda especializada hace descuentos en productos Apple?

Y la tercera posibilidad, es que Apple ya está a un nivel superior. De la misma forma que hay quien no se une al Black Friday porque no puede vender más barato, hay quien no se une al Black Friday porque sus productos están dirigidos a otro tipo de cliente. Es aquel cliente que nunca se peleará por una última prenda, ni rebuscará en todas las tiendas para conseguir ahorrar un céntimo más, ni comprará ya los regalos de navidad porque está barato y no sea que se terminen.

¿Recordáis que a menudo se ha comentado que a raíz del Apple Watch la compañía parece que se está convirtiendo en una marca de lujo? Esos diseños, esa publicidad en revistas muy concretas, esas fotos, esos acuerdos con “marcas de pasarela”, ese estilo, esos precios… Ahora, decidme una tienda de una marca de lujo que ponga en sus escaparate un reclamo de oferta o similar. Es poco probable que se vea, porque no es propio de ciertas categorías de tiendas. Los clientes de este tipo de tiendas y productos les da exactamente igual comprar en Black Friday o rebajas que comprar a fin de mes, y con los precios que se mueven todo descuento es poco, así que les da igual porque puede permitírselo. En resumen, puede que en Apple no se celebre Black Friday por una simple cuestión de categoría vistas desde dentro, claro.

Sea cual sea la razón, y tanto si esta es la oficial de Angela Ahrendts como cualquier otra, es evidente que la ausencia del Black Friday no sienta nada bien al usuario. Ese mismo usuario, que muy probablemente seguirá comprando productos Apple, tenga descuento o no.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *