24 octubre 2015 iOS

WiFiAsist

El pasado mes, tras el lanzamiento de iOS 9, ya os avisamos del peligro que supone para nuestro bolsillo una de las nuevas características de la última actualización de iOS. Nos referimos al denominado como Asistente para WiFi. Esta nueva característica, que viene además activada por defecto, hará uso de nuestra conexión 3G/4G cuando la señal WiFi sea débil, con el fin de permitirnos estar siempre conectados.

Desafortunadamente no todos los usuarios del iPhone leyeron aquel artículo donde preveníamos del peligro que supone esta nueva característica. Esto ha provocado, como era previsible, que un buen número de usuarios se hayan llevado un buen susto con la factura del teléfono por un consumo excesivo de datos.

Como resultado final de esta situación Apple se enfrenta ahora en Estados Unidos a una demanda de los consumidores en los Tribunales de Justicia. Los demandantes consideran que Apple es responsable de los daños causados por no haber avisado convenientemente a los usuarios del riesgo que supone Asistencia para WiFi y por tanto del alarmante incremento en el consumo de datos móviles.

En la demanda se establece que los usuarios no entienden como funciona realmente esta nueva característica y como consecuencia de ello muchos usuarios han acabado gastando mayor cantidad de datos móviles de los esperados. Calcula que el coste agregado del daño causado excedería los 5 millones de dólares y afirma que la explicación que finalmente dio Apple sobre el funcionamiento de Asistencia para WiFi llegó demasiado tarde.

Apple es acusada de negligencia al falsear la realidad, violando de este modo las leyes de competencia justa y de falsa publicidad en California.

Vía| 9to5mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *