21 septiembre 2017 iOS

ControlCenter

Tras el lanzamiento este martes de la versión final de iOS 11, algunos usuarios han comprobado que el funcionamiento del Centro de Control, en lo referente al encendido y apagado de las conexiones WiFi y Bluetooth, ha cambiado respecto a anteriores versiones de iOS. Este cambio ha provocado cierta confusión, por lo que es interesante analizar cómo funciona ahora.

Ha sido la propia Apple la que ha confirmado que, efectivamente, al desactivar el WiFi y/o el Bluetooth desde el Centro de Control estas conexiones no se desactivan completamente.

En la web de soporte se explica que aunque se desactive el WiFi o el Bluetooth desde el Centro de Control estas conexiones siguen estando habilitadas para AirDrop, AirPlay, el Apple Pencil, el Apple Watch, los servicios de localización y Continuity.

Ahora, con iOS 11 el acceso directo que encontramos en el Centro de Control ya no apaga el WiFi ni el Bluetooth, sino que nos desconecta del punto de acceso WiFi y/o desconecta también cualquier accesorio conectado al iPhone o al iPad.

Esta desconexión tampoco es indefinida, sino temporal. Así, tal y como se explica en el documento creado por Apple, si el Bluetooth se desactiva desde el Centro de Control, el iPhone o el iPad no se conectará a ningún dispositivo Bluetooth hasta que se de alguna de estas circunstancias:

-Al volver a activarlo desde el Centro de Control.
-Al conectar algún accesorio Bluetooth desde Ajustes > Bluetooth
-Cuando sean las 5 de la mañana.
-Al reiniciar el dispositivo iOS.

De igual modo, cuando el WiFi es desactivado desde el Centro de Control se desactiva la reconexión automática a una red conocida hasta que se de una de estas circunstancias:

-Al volver a activarlo desde el Centro de Control.
-Al conectar manualmente a una red WiFi desde Ajustes > WiFi
-Al cambiar de localización.
-Cuando sean las 5 de la mañana.
-Al reiniciar el dispositivo iOS.

Este comportamiento del acceso directo a los ajustes del WiFi y el Bluetooth en el Centro de Control se introdujo ya en una beta anterior de iOS 11. Sin embargo, no ha sido hasta ahora, cuando la versión final ha llegado al público general, cuando este cambio ha llamado la atención de un grupo importante de usuarios.

Según Apple, este cambio tiene como objetivo obtener la mejor experiencia posible en iOS, ya que para ello es necesario que las conexiones WiFi y Bluetooth estén activas. En cualquier caso, aquellos usuarios que quieran apagar por completo el WiFi o el Bluetooth lo pueden seguir haciendo desde Ajustes en el iPhone o el iPad.

Vía| MacRumors

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *