22 junio 2016 Hardware, Industria

Shenzen Baili

La semana pasada, os contábamos como un fabricante chino había conseguido prohibir la venta del iPhone 6 y del iPhone 6 Plus en la ciudad de Beijing, alegando la violación de patentes de su propiedad y que se podían ver en su smartphone Shenzhen Baili 100c.

Pero pese a haber conseguido sacar adelante su demanda en la Oficina de la Propiedad Intelectual de Beijing, parece que estamos ante otra de esos Trolls de las patentes de los que hablábamos hoy mismo y parece que la tal Shenzhen Baili ni siquiera existe como tal compañía.

Cuando se dio a conocer la noticia de la demanda contra Apple, The Wall Street Journal decidió iniciar una investigación sobre la compañía y también sobre su empresa madre, Digione, que sacó a la luz una realidad un poco confusa: que la compañía había quebrado a causa de sus productos defectuosos, la mala gestión y una competencia implacable, tal y como declararon accionistas y antiguos trabajadores de la misma.

Tanto es así, que Digione llevaba, a día de hoy, casi un año sin estar presente en el mercado de los smartphones chinos. Nadie contesta al teléfono de contacto y la página web no está operativa ya. De hecho ya ni siquiera existen las oficinas físicas que figuraban en los archivos donde se habían dado de alta.

Al parecer, tanto Digione como Shenzhen Baili surgieron junto a otras muchas compañías con el boom de los smartphones made in China. Una burbuja que no tardó mucho en desinflarse y llevársela consigo. Sin embargo, Andy Yang, abogado de ambas, Shenzhen Baili es una empresa perfectamente funcional aunque el caso haya salido a la luz ahora, la demanda contra Apple data ya de Finales de 2014.

Sin embargo, la investigación revela que Digione y Shenzhen Baili tienen tal cantidad de deudas que las convierte en insolventes y todo apunta a que estamos ante una maniobra de marketing para llamar la atención que un litigio serio y, tanto es así, que el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus siguen a la venta en el país.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *