17 junio 2016 Industria, iOS

Shenzhen Baili iPhone 6

China vuelve a ser esa incómoda piedra en el zapato para Apple y de nuevo a causa de las autoridades locales y sus particulares decisiones. En esta ocasión, la Oficina de Propiedad Intelectual de Beijing ha prohibido a la compañía vender el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus en la ciudad, acusándolos de violar unas patentes de diseño propiedad de una marca local.

Ambos modelos infringirían una serie de patentes asociadas con el Shenzhen Baili 100c, el smartphone chino que podéis ver en la fotografía que encabeza este artículo, para que vosotros mismos podáis juzgar si hay o no elementos de plagio entre uno y otro dispositivo que se puedan tener en cuenta para establecer esta prohibición.

Mientras esperamos a que Cupertino se pronuncie al respecto, algo que aún no ha sucedido en el momento de estar escribiendo esto, vamos a centrarnos un poco en los motivos por los que los chinos habrían decidido vetar el iPhone 6.

Si os parece una resolución rara, no os extrañéis, no es la primera vez que sucede un caso parecido de vetos algo absurdos con razones de propiedad intelectual o patentes de por medio, aunque quizás el escaso parecido (más allá de las evidencias que se supone que son inherentes a todos los smartphones actuales) entre ambos modelos nos pueda llamar la atención.

De todas maneras, en Apple se han apresurado a presentar un recurso ante las autoridades para anular la reclamación del fabricante chino y apostaríamos a que tiene todas las papeletas para acabar teniendo razón y demostrando que la demanda de Shenzhen Baili únicamente pretenda llamar la atención y tratar de buscar algún tipo de acuerdo económico con Apple, algo que a veces se suele preferir antes de llevar el caso a los tribunales.

Vía | Bloomberg

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *