27 septiembre 2014 Hardware, Industria, iOS, Opinión

iPhone 6 bend

Después de todo el revuelo que se armó con la supuesta tendencia a doblarse con bastante facilidad que tenían los nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus, Apple se apresuró a confirmar que únicamente había recibido nueve quejas de usuarios de los millones de potenciales clientes que gabán adquirido su smartphone de última generación.

Con Internet ardiendo con el Bendgate, los rivales bromeando sobre el tema para hacer publicidad de sus propios productos y Apple tratando de cubrirse las espaldas, parecía que el veredicto ideal sobre el caso iba a venir del análisis que un medio con tanta credibilidad como Consumer Reports iba a hacer sobre los nuevos iPhone.

Hoy por fin ya tenemos el resultado de estas pruebas y parece que éstas dan la razón a Apple, ya que el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus son bastante más resistentes de lo que se ha venido comentando últimamente.

El proceso de pruebas de Consumer Reports consiste en someter al iPhone al test de los tres puntos de flexibilidad estructural, en el que se sujeta al terminal por dos extremos y se aplica una determinada presión en un tercero.

Los nuevos modelos del teléfono de Apple han pasado el test comprados con otros teléfonos de la competencia, como el HTC One, el Samsung Galaxy Note 3, el LG G3 y el iPhone 5.

Este test es todavía más exigente que los realizados por la propia Apple, ya que somete al dispositivo a una presión de 10 Libras (unos 4,5 Kgs), el doble que en las pruebas de Apple, durante un período de 30 segundos.

Esa presión se va aumentando exponencialmente cada vez, buscando encontrar los límites estructurales del dispositivo hasta que este se deforme.

Bien, pues estas pruebas han demostrado que el iPhone 6 Plus, más susceptible de doblarse primero por su mayor tamaño, es en realidad más resistente a este estrés que el iPhone 6, empezando a deformarse a las 90 Libras (más de 40 Kgs) de presión, rompiéndose a las 110 Libras (casi 50 Kgs).

El iPhone 6, por su parte, comienza a deformarse cuando se le aplican 70 Libras (sobre 32 Kgs) y se rompe en la barrera de las 100 (poco más de 45 Kgs).

Sus competidores reciben resultados bastante diferentes, con el HTC One revelándose como el más frágil y el Galaxy Note 3 como el más resistente. Eso sí, tanto el iPhone 6 como el HTC One seguían funcionando pese a estar muy deformados, cosa que no sucedió con el teléfono de Samsung.

El iPhone 5 se muestra más resistente que la nueva generación, deformándose al recibir 130 Libras (59 Kgs).

Nosotros compartimos la conclusión a la que ha llegado Consumer Reports y en la que se dice que aunque ninguno de los teléfonos sometidos a las pruebas sin indestructibles, todos son capaces de soportar perfectamente un uso diario normal.

Vía| Consumer Reports

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. BendGate: El análisis de Consumer Reports pone a cada uno en su sitio 28 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *