3 febrero 2017 iOS

FaceTime iOS

Una usuaria de Apple en California ha decidido demandar a la compañía al alegar que en su momento decidió inutilizar completamente el funcionamiento de FaceTime en iOS 6 y obligar así a todos los usuarios que quisieran seguir utilizando la app a actualizarse necesariamente a iOS 7.

Al parecer, la decisión de Apple de forzar esta actualización habría sido causada para evitar cumplir un acuerdo por el que la compañía tendría que pagar a la empresa Akamai por el uso de los datos, acuerdo que quedaría invalidado al cambiar al nuevo Sistema Operativo.

Dicho acuerdo se habría descubierto en una serie de correos electrónicos y documentos internos de Apple que salieron a la luz como consecuencia de otra demanda previa, en concreto la que se refería a la violación de las patentes propiedad de VirnetX y que derivó en el pago de una indemnización que superó los trescientos millones de dólares para evitar ir a juicio.

En esos documentos se determinaba que cuando Apple lanzó FaceTime allá por el año 2010, se utilizaban dos métodos de conexión. Uno que consistía en un vínculo directo entre los iPhone de los usuarios que se estaban comunicando y otro que utilizaba los servidores de Akamai para transmitir datos.

Cuando el primero de estos métodos causó la demanda por parte de VirnetX, Apple se vio obligada a recurrir a Akamai para todas las comunicaciones mediante FaceTime, lo que causó que en un año se pagase a la empresa más de cincuenta millones de dólares, lo que empezó a preocupar muy seriamente a los ejecutivos de la manzana, que se empezaron a intercambiar correos intentando encontrar una forma de evitar pagar semejantes tasas.

La solución apareció de manos de una nueva tecnología peer-to-peer en iOS 7, pero para ello fue necesario crear un fallo que hacía que FaceTime dejase de funcionar en iOS 6 y forzaba a los usuarios a actualizarse si no querían dejar de poder utilizar la app y, al mismo tiempo, ahorraba dinero a Apple al finalizar su acuerdo con Akamai.

La demanda que acaba de presentarse se basa en que todo lo que os acabamos de relatar causó daños y perjuicios a los usuarios de iOS 6 al tener que actualizarse a la siguiente versión para poder seguir utilizando FaceTime, lo que para quienes poseyeran un iPhone 4 o un iPhone 4s supuso encontrarse con un terminal lento y con fallos, además de una violación de la ley de Competencia Desleal del Estado de California.

Vía | AppleInsider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *