1 febrero 2016 Industria

Activity

Seguramente algunos recordéis cuando Nike canceló la renovación de su pulsera de actividad FuelBand. Para los que no sepáis de lo que os estoy hablando, tirando de hemeroteca he recuperado esta entrada de abril de 2014. Por aquel entonces se consideraba que Nike daba este paso por la, por entonces, próxima llegada del Apple Watch y la explosión del mercado de los smartwatches que estaba a punto de llegar.

Casi un par de años más tarde, aquella decisión de Nike puede verse desde otra perspectiva y parece que probablemente no fue del todo acertada, al menos si fue tomada exclusivamente por considerar que la gente iba a dejar de comprar pulseras de actividad y se iba a volcar en el Apple Watch y otros smartwatches.

Según NPD Group, una firma de investigación de mercados, en Estados Unidos se vendieron 13.4 millones de pulseras de actividad durante 2015. Lejos de una desaceleración en las ventas, esto supone un crecimiento importante respecto al año anterior en el que se vendieron 7.2 millones de unidades. En dinero contante y sonante se alcanzaron los 1460 millones de dólares en 2015, frente a los 692 millones de dólares en 2014.

Pero eso no es todo, ya que según NPD, el precio medio de estas pulseras de actividad también se incrementó de 96 a 109 dólares y a pesar de ello, como decimos, las ventas aumentaron.

Estos datos ponen de manifiesto que, a pesar de ser un mercado todavía relativamente pequeño, cada vez hay más gente interesada en estas pulseras de actividad, que con un precio notablemente inferior resultan mucho más accesibles que un Apple Watch.

2 años después, Fitbit afirma haberse hecho con casi el 80 por ciento del mercado de pulseras de actividad, algo a lo que seguro habrá ayudado la retirada de Nike. El Apple Watch ha logrado hacerse un hueco, sí, acaparando más del 50 por ciento del mercado de los smartwatches. Sin embargo, esto no ha evitado como se predecía años atrás que las ventas de las pulseras de actividad sigan creciendo.

Quizás en la dirección de Nike haya alguien dándose golpes contra la pared.

Vía| NPDGroup

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *