21 junio 2017 Industria

iPhone8

Según un reciente informe, la fuerte demanda de componentes para el próximo iPhone 8 está creando serias dificultades al resto de fabricantes que tienen que luchar en los mercados para conseguir las provisiones necesarias para la fabricación de sus dispositivos. Entre los componentes más escasos se encuentran los chips de memoria DRAM y NAND.

Esta situación ha provocado que muchos fabricantes realicen sus pedidos tiempo antes de lo que sería habitual, con el fin de no quedarse sin stock durante los próximos meses. Otros están pagando precios superiores para asegurarse el suministro de componentes y, en algunos casos, incluso se han visto obligados a reducir las especificaciones iniciales de sus nuevos dispositivos por falta de componentes.

Según Reuters, LG ha asegurado en un comunicado haber tomado ya medidas para hacer frente a la escasez de componentes. Con el fin de asegurar un suministro estable, la compañía coreana ha adelantado un mes sus pedidos trimestrales.

Algunos analistas afirman que, en algunos casos, los fabricantes se pueden ver obligados a limitar a la baja la capacidad de almacenamiento y la memoria RAM de sus dispositivos por la escasez de chips DRAM y NAND. Así, por ejemplo, Huawei ya habría incluido por este motivo chips menos avanzados en el P10, flagship de la compañía. Recientemente, en DescubreApple también nos hicimos eco de las dificultades de Nintendo para atender a la fuerte demanda actual de su nueva consola de videojuegos, la Nintendo Switch.

Apple y, más concretamente el iPhone, es el principal responsable de esta situación. Según los analistas, Apple compra un 18 por ciento de la producción mundial de chips NAND y este porcentaje podría incrementarse con el lanzamiento del iPhone 8, cuyas ventas podrían llegar a alcanzar las 100 millones de unidades solo este año.

Vía| 9to5mac

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *