26 mayo 2015 Hardware

Fusion Keyboard_1

Las patentes son el primer paso en el que basar los productos y dispositivos del futuro y si es así, la que acaba de obtener Apple sobre un teclado que incorpora tanto las habituales teclas mecánicas como sensores multitáctiles sobre las mismas capaces de reconocer acciones gestuales, podría suponer un avance que cambiaría la arquitectura de los actuales portátiles.

Si el teclado compacto del último MacBook de 12 pulgadas ya ha sido un primer paso a la hora de ahorrar espacio en estos equipos, el desarrollo de un teclado multitáctil como el que os acabamos de descubrir, supondría una auténtica revolución, llegando incluso a sustituir al actual trackpad, ya que las funciones podrían realizarse desde el propio teclado.

Fusion Keyboard_2

Bautizado por el momento como Fusion Keyboard, el teclado seguiría empleando el actual concepto de teclas mecánicas al que todos estamos acostumbrados en nuestros equipos, con el añadido de que cada una de esas teclas incorporaría una serie de sensores táctiles en su superficie y el usuario podría interactuar con ellas de diferentes maneras, dependiendo de la presión aplicada o de los gestos que se hagan sobre ellas.

En la práctica, es como si cada una de estas teclas multitáctiles fuera en si misma un trackpad en miniatura, con todas sus características y capacidades: clicar, arrastrar, hacer scroll, además de otros gestos como el deslizamiento (típico de las pantallas de los dispositivos iOS) o la presión aplicada con diferente intensidad.

Imaginamos que, aunque todas las teclas sean susceptibles a esta innovación e incluso la patente revela que el teclado sería capaz de distinguir de manera individual qué mano es la que está interactuando, si se llega a llevar a la producción final se aplicaría a algún grupo escogido de ellas para abaratar costes y racionalizar el uso de las mismas como el nuevo trackpad.

Fusion Keyboard_3

Quizás el mayor problema en la experiencia de usuario venga a la hora de determinar la manera en la que se diferenciaría un toque accidental de un gesto o donde está la barrera en la aplicación de la presión para significar una respuesta u otra por parte del teclado.

De todas maneras, estando aún en fase de patente, quizás estemos aún lejos de ver este concepto aplicado al mercado de consumo y, para entonces, es probable que la tecnología y el uso de los portátiles haya evolucionado lo suficiente como para que todos esos supuestos se hayan solventado ya.

Vía| USPTO

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *