12 marzo 2016 Hardware

Gama MacBook

Con el nuevo MacBook, en Apple han decidido jugar no tanto la baza de las prestaciones como de la potencia pura como la del bajo consumo y la velocidad como base de la experiencia ideal del usuario, así que sería lógico suponer que las siguientes evoluciones del portátil van a seguir explorando las posibilidades por ese camino.

Por eso, no sería de extrañar que esas próximas generaciones de MacBooks hicieran buen uso de Optane, la nueva tecnología de memoria ultra-rápida que Intel planea lanzar en algún momento de 2017 y que les convertiría en unos equipos aún más rápidos de lo que ya son.

3D X point

La tecnología empleada en Optane es, además, totalmente compatible con el protocolo de almacenamiento NVM Express (NVMe), el mismo que ya utilizan algunos de estos nuevos MacBook de 12 pulgadas, por lo que no resultaría en absoluto ningún problema para la infraestructura de Apple realizar la transición a esta nueva tecnología y poder así aprovechar sus tremendas posibilidades.

Al emplear la tecnología 3D Xpoint, Optane es capaz de proporcionar niveles de velocidad hasta mil veces superiores a las actuales memorias flash, además de hacerlo durante más tiempo, ya que se trata de un material diez veces más denso que las memorias DRAM.

NVMe velocidad

Ser compatible con NVMe es un punto también a destacar a favor de Optane, ya que es un protocolo destinado a sustituir al actual AHCI, creado con los Discos Duros “tradicionales” en mente, mientras que el NVMe está perfectamente optimizado para aprovechar las latencias más bajas (hasta en un 50%) que ofrecen los discos SSD.

Por lo tanto, NVMe está destinado a ser el futuro inmediato y Apple ya lo tiene todo preparado para que toda la gama Mac esté lista para dar soporte a esta tecnología.

Vía| MacRumors

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *