6 junio 2014 Hardware, iOS, Software

Health bluetooth

Decíamos ayer que el último anuncio del iPhone 5s abría el camino al iWatch y a la integración directa de los accesorios de terceros con el smartphone de Apple y hoy vamos a ahondar un poco más en ese discurso, intentando explicados los planes de la manzana para eliminar las apps intermediarias entre sus dispositivos y los citados accesorios propios o de otras marcas.

Cuando iOS 8 llegue por fin al iPhone, tanto la aplicación Health como la plataforma asociada HealthKit se convertirán en el centro neurálgico para controlar nuestras actividades físicas y relacionadas con la salud.

La novedad respecto a las anteriores estrategias de Apple es que HealthKit será capaz de soportar determinados accesorios relacionados de manera nativa y a través de Bluetooth, sin necesidad de que los creadores de esos accesorios tengan que desarrollar una aplicación intermediaria para funcionar en el dispositivo y puedan centrar todo su potencial en el hardware en sí.

Este cambio de estrategia por parte de Apple puede parecer que les hace perder terreno en las cifras finales de descargas en la App Store, pero es sin duda un paso adelante a la hora de pensar en el usuario y en la calidad de los productos que se asociarán a su nueva plataforma de control de la salud.

Ahora, HealthKit dará soporte de manera nativa a todos los accesorios que Apple quiera aprobar para formar parte de esta plataforma, como puedan ser sensores biométricos, medidores de frecuencia cardiaca, de niveles de glucosa o de presión sanguínea, termómetros e incluso un solo accesorio que los aúne a todos y se pueda llevar, por ejemplo, en la muñeca.

No sé si habéis pillado a qué me estoy refiriendo con esto último…

Bueno, el caso es que en Apple ya están utilizando especificaciones estándar de Bluetooth para permitir que Health en iOS 8 pueda establecer comunicación de manera automática con esos accesorios que acabamos de mencionar sin que sea necesario que ninguna aplicación específica actúe como puente en el iPhone.

Health detectaría el accesorio conectado y sería capaz de gestionar los datos proporcionados y usarlos de la manera adecuada para nuestros propósitos. Esto facilita muchísimo el tener todo nuestro historial almacenado y sincronizado en un mismo lugar, permitiendo poder consultarlo o compartirlo si se tercia de manera más rápida y sencilla.

Y los fabricantes de accesorios podrán dedicar todo su esfuerzo e inversiones precisamente a la creación de esos accesorios, sin perder tiempo ni dinero en desarrollar necesariamente una aplicación que enlace su producto con el dispositivo de Apple, con todo el gasto de tiempo, dinero y recursos que eso supone.

Vía| 9to5 Mac

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *