11 enero 2017 Software, Vídeos

Forstall fadell iPhone

Seguimos celebrando el décimo aniversario del iPhone. Ya os hemos dicho que, este año, el smartphone de Apple va a ser el gran protagonista de las noticias del mundo de la manzana y seguro que mientras esperamos la llegada del modelo de 2017, va a haber muchos motivos para echar la vista atrás y hablar de la gestación de aquel primer iPhone que lo cambió todo.

La semana pasada, en Descubre Apple os mostrábamos el aspecto de uno de los prototipos iniciales del teléfono cuya interfaz estaba diseñada por el gurú del iPod, Tony Fadell, que incluía una versión virtual de la mítica ClickWheel. Un diseño que al final acabó siendo derrotado por la propuesta de Scott Forstall y sus iconos que acabó convirtiéndose en el actual iOS y hoy vamos a entrar un poco más a fondo en el tema y compararemos ambas propuestas en un vídeo.

Estas propuestas fueron bautizadas como P1 (la de Fadell) y P2 (la de Forstall) y ambas acabaron confrontándose en 2005 bajo la atenta mirada de Steve Jobs, que debería decidir si la que iba a ser una de las grandes apuestas de la compañía y su desembarco en un nicho totalmente nuevo iba a seguir la exitosa estela del iPod o estrenaría una nueva interfaz táctil basada en iconos individuales.

Los dos prototipos corrían un Sistema Operativo que por aquel entonces se llamaba Acorn OS y al parecer la primera impresión jugó a favor de la opción Fadell, ya que el Software iba más fluido al tratarse de una versión más simple que la de su rival.

Cada Sistema tenía un logo de inicio propio, el logo clásico del iPod en el caso del P1 de Fadell y un pulpo en el P2 que, como decíamos, tardaba más en arrancar porque se trataba de un Sistema Operativo totalmente funcional y completo y no la versión de trabajo aligerada del otro aspirante.

Las versiones que aparecen en el vídeo que os mostramos al final de esta noticia estaban aún en una versión tan inicial de su desarrollo y no se podían apagar de manera tan sencilla como lo hacemos hoy en nuestros iPhone, si no que había que seguir una serie de pasos para hacerlo.

Una estupenda oportunidad para curiosear sobre los orígenes del iPhone y entender desde los procesos de desarrollo de la compañía hasta cómo podía haber sido de diferente el iPhone si la propuesta de Tony Fadell hubiera terminado siendo la elegida.

Vía| Sonny Dickson

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *