16 abril 2015 Hardware, Industria

Nuevo-MacBook-iFixit

Aparte de los despieces artesanales del nuevo MacBook que hemos visto en las últimas horas, iFixit no ha faltado a su cita y también le ha echado mano -y destornillador- al nuevo portátil de Apple.

iFixit da al equipo una puntuación de 1 sobre 10, lo que significa que el nuevo MacBook es casi imposible de reparar o modificar.

Es algo que hace años que se viene vaticinando en el mundillo Apple, y es que a la compañía no le gusta que la gente pueda destripar sus aparatos, adaptarlos, repararlos y modificarlos. El nuevo MacBook no es una excepción en este sentido.

Dice iFixit que cables y tornillos están dispuestos de forma que hacen “innecesariamente difícil” la apertura del aparato. El puerto USB-C está protegido por tornillos especiales haciendo difícil su reemplazo, y el panel único formado por el vidrio protector y la pantalla Retina se torna cara si debe reemplazarse. En la pequeña placa base, procesador, RAM y módulo SSD están soldados y se descarta totalmente la intervención por parte de terceros.

Tiene lógica. Apple ha hecho un enorme esfuerzo incorporando todo lo que necesita un ordenador para funcionar y el resultado debe merecer la pena, como para que venga cualquiera y lo manipule a su antojo. Y ahora, vais y se lo explicáis a quien tenga que reparar el equipo. Para quien no lo sepa, en la mayoría de los casos de, por ejemplo, un iPad, no se repara. Se reemplaza por uno restaurado, con el precio que eso implica.

Vía | CNET
Más información | iFixit

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *