7 abril 2017 Hardware

Mac Pro abierto

A principios de esta semana, el Mac Pro acaparaba por primera vez en mil trescientos días el foco de las noticias del mundo de la manzana y lo hacía además por un doble motivo. Ese mismo día, los dos modelos base del ordenador se actualizaban a nivel de Hardware interno y además, quizás el punto más llamativo, Apple anunciaba que estaba trabajando en el desarrollo de un nuevo Mac Pro.

Un nuevo equipo que recuperaría la arquitectura modular como concepto y que vería la luz en algún momento del año que viene. Pero ¿Qué está preparando Apple para volver a seducir al usuario más profesional y por qué ha decidido hacerlo después de tanto tiempo?

Partiendo de que no contamos aún con ninguna información oficial de los planes que tiene la compañía con ese nuevo modelo, sí que podemos hacernos una idea de lo que nos puede esperar con un Mac Pro al que todos dábamos un poco como muerto y que en la propia Apple tenían en su propio limbo de los productos con los que no sabe muy bien qué hacer.

Pero la salida al mercado del nuevo MacBook Pro con Touch Bar y la respuesta poco positiva del sector profesional al que supuestamente iba dirigido, propició que en Cupertino volvieran a ver con buenos ojos a la versión de escritorio. Porque en vez de aprovechar las bondades del nuevo portátil, los clientes más exigentes optaban por comprar un modelo supuestamente más antiguo como era el Mac Pro de 2013 y combinarlo con pantallas de calidad como el LG 5K display.

Si se quería recuperar este nicho de usuarios, el Mac Pro era la solución. Por eso decidieron volver a él y no finiquitarlo. Vale, entonces ¿Qué nos espera ahora?

Mac-Pro 2013 vs 2012

Pues lo primero eso: esperar. El trabajo para desarrollar lo que va a ser el próximo Mac Pro es un proyecto que se ha retomado hace apenas un mes y llevarlo a buen término va a tomar tiempo. Bastante tiempo. Así que olvidémonos de un nuevo modelo antes de 2018 e incluso puede que de 2019.

Y en cuanto al modelo en sí, la apuesta por la estructura modular parece confirmada y eso supone una buena noticia para esos usuarios exigentes y profesionales. Comprar un equipo caro como un Mac Pro es una inversión importante y por muy potente que sea, acabará por ir quedándose anticuado, así que poder actualizarlo por partes según se vaya necesitando es una solución muy atractiva que ayuda además a amortizar la compra.

Además parece que Apple echará el resto acompañando al equipo con una pantalla de alta calidad y de fabricación propia, capaz de soportar las GPU más potentes. Incluso se habla de la opción de poder parear el iPad Pro con el equipo para que funcione como una suerte de tableta gráfica.

¿A que tenéis ganas de verlo? Yo también. Bien jugado, Apple.

Vía | OS News

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *