15 junio 2016 iOS, Seguridad, Software

Apple Music iOS 10

Apple en general y Tim Cook en particular han insistido clarísimamente en la importancia de proteger la privacidad de sus usuarios y en cómo van a poner todos los medios por su parte para que esto sea así en sus productos, dispositivos y servicios. El enfrentamiento con el FBI a raíz del iPhone del terrorista de San Bernardino les ha cargado las pilas y este año esgrimen la seguridad como santo y seña de su política.

Y un ejemplo se verá ya en iOS 10, donde el Sistema pedirá permiso al usuario para poder acceder a la discoteca que este haya almacenado en su iPhone, un paso más para blindar los datos del mismo ante cualquier injerencia de una app al respecto.

Hay que decir que este proceder no es en sí una novedad en iOS. Conforme han ido apareciendo las sucesivas versiones del Sistema Operativo, se han ido implementando permisos del usuario para permitir el acceso de una app a nuestros contactos, fotos o al calendario, pero hasta ahora, incluyendo iOS 9, esos permisos no incluían a la colección musical.

Así lo descubrió un desarrollador llamado Ben Dodson que, a principios de año señalaba en su blog que el Sistema no solicitaba ningún tipo de permiso de privacidad cuando una app solicitaba poder acceder a la biblioteca musical de un usuario, si no que podía hacerlo de manera totalmente invisible y obtener los datos relativos a toda esa música en apenas unos segundos.

Una vez que Apple fue consciente de la situación, introdujo una nueva clave en Cocoa que bautizó como NSAppleMusicUsageDescription y que instaba a que formase parte del código de cualquier app que necesitase acceder a la música del usuario a partir de iOS 10, asegurándose así de que ya no se podría acceder sin que el propietario de la misma lo autorizase de manera expresa.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *