11 octubre 2011 Hardware, Industria

Demasiadas decepciones veía tras la salida del nuevo iPhone 4S. Medio Internet se lamentaba por la no aparición de un iPhone 5 mientras otra gran parte se reía por el mismo hecho. Por otro lado, los había un poco más sabios en esta materia que sí calificaban el nuevo terminal de Apple como un smartphone espectacular. Personalmente creo que si se hubiera llamado iPhone 5 y tuviera las mismas especificaciones todos habrían quedado contentos.

Y es que la nueva creación salida de Cupertino posee unas características técnicas realmente impresionantes. Quizá lo más importante es la inclusión del chip A5, que también posee el iPad 2. Este chip, junto con la RAM, que parece ser la misma que la del modelo anterior pero un poco más veloz, hace que los resultados en el test Geekbench sean un 70% superiores a los de su predecesor.

Si bien el iPhone 4S tendría capado su A5 hasta los 800MHz, lo que lo hace situarse por detrás de la segunda versión de iPad, el terminal no deja de tener un rendimiento descomunal. La principal razón de esta medida se debe a la fructífera obsesión de Apple por aumentar la autonomía, algo que sin duda merece la pena.

Vía | Primatelabs

Comentarios

1 comentario
  • Josemi

    Estoy totalmente de acuerdo. Quizás no asombró de entrada, pero realmente pinta muy bien.
    Obviamente la comparación va a ser constante con Samsung galaxy s2, y si en la mayoría de prestaciones son muy parecidos, lo de la autonomía puede inclinar la balanza hacia el Iphone, aunque el precio quizás la invierte de nuevo… xD

Enlaces y trackbacks

  1. El destripe del iPhone 4S explica algunos detalles, y confirma otros 14 octubre 2011
  2. iPhone 4S, calidad más allá de las especificaciones técnicas 21 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *