23 agosto 2016 Hardware, Software, Vídeos

IPhone 6s Samsung Galaxy Note 7

El Samsung Galaxy Note 7 es el nuevo buque insignia de la marca coreana. Presentado a principios de este mes, el smartphone tiene todos los números teóricos a su favor para convertirse en un iPhone killer en toda regla, gracias a su procesador Qualcomm Snapdragon 820 de cuatro núcleos y 64 bits, sus 4 GB de RAM, su cámara de 12 megapixeles, chasis impermeable y carga inalámbrica.

Sin embargo, todo un veterano al final de su ciclo vital como es el iPhone 6s es capaz de dejarlo en evidencia cada vez que se comparan ambos modelos, dando la razón a Apple en elegir la integración entre Hardware y Software a las cifras puras y duras de los dispositivos Android.

Porque en principio, ofrecer un procesador de doble núcleo como es el A9 de Apple o los 2GB de RAM que posee el iPhone 6s podría hacernos pensar que las cifras que saldrían de una comparación de rendimiento con el smartphone de Samsung les daría todas las de perder, pero cuando el test se hace, la realidad contradice a la teoría.

Simulando el uso que se daría a ambos teléfonos en un día a día normal, comprobando el rendimiento basándose en el tiempo que ambos tardan en ejecutar las mismas apps, el iPhone 6s le da un auténtico repaso al Galaxy Note 7. Y eso que es un año más viejo, que en el mundo de la tecnología es como en la vida de los perros.

El iPhone es bastante más rápido que el smartphone de Samsung, ya que es capaz de ejecutar 14 apps en un minuto y veintiún segundos, y eso que incluía renderizar un vídeo. Al Galaxy Note 7 lee lleva más de dos minutos realizar exactamente las mismas tareas. Diferencia de tiempo que nota todavía más cuando el iPhone es capaz de realizar dos veces el test de velocidad de aplicaciones en un minuto y cincuenta y un segundos, mientras que el coreano tarda casi un minuto más en hacerlo, concretamente dos minutos y cuarenta y nueve segundos.

Una confirmación de que la opción de ofrecer una integración perfecta entre Hardware y Software para optimizar el funcionamiento del iPhone es mucho más que marketing.

Y no es solo en rendimiento donde el iPhone 6s es mejor que el Note 7, si no que también tiene una pantalla mucho más resistente, como ya os mostramos ayer mismo.

Vía| MacRumors

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *