7 abril 2016 Hardware

iPhone-SE-todos

El iPhone SE que ya está disponible en realidad está empezando a escasear tanto en las tiendas físicas de la compañía como en las tiendas online. Los envíos se están empezando a retrasar, algo que también está ocurriendo en España.

Es un dato curioso, si tenemos en cuenta que el teoría el terminal está orientado a los mercados emergentes, según algunos analistas.

Mientras en Estados Unidos desde finales del mes pasado está disponible el iPhone SE, la realidad es que hasta casi mediados de abril es la media en la que se estima la llegada de los pedidos, si no hay más retrasos. Mientras, en las tiendas físicas prácticamente todos los modelos tienen sus stock agotado, y sólo modelos muy concretos es posible localizarlos en tiendas de operadores de telefonía. En un patrón que ya se ha reproducido en anteriores lanzamientos, a mayor capacidad del dispositivo, más se prolonga el plazo de espera hasta que se realiza el envío, llegando a finales de abril en algunos casos.

Los datos se extraen de la propia web de Apple. Simplemente basta con seleccionar el modelo de iPhone SE y comprobar no sólo la disponibilidad para ser recogido en tiendas, sino también el plazo de entrega en casa vía mensajería. En el caso de España, la comprobación desvela -en el momento de escribir estas líneas- que no más de 3 tiendas tendrían disponibilidad del modelo de 16 GB y sólo en gris espacial, mientras que deberíamos esperar a mediados de mes si lo queremos recibir en casa.

La situación choca frontalmente con la especulación de algunos analistas, que apuntan a mercados emergentes como China, India o Brasil como los principales para recibir el terminal, mucho más económico que el resto de la gama.

Por otra parte, podríamos estar frente a la posibilidad de que la compañía haya limitado mucho el stock en el lanzamiento para aumentar la demanda, algo que se ha dicho en numerosas ocasiones que ya es practica habitual de la compañía. De esta forma con poco stock sería fácil venderlo todo, por lo que tanto el supuesto éxito del terminal sería discutible, así como su supuesto mal comienzo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *