El iPhone X ya está aquí (y guarda más de una sorpresa en su interior)

El iPhone X ya está aquí (y guarda más de una sorpresa en su interior)

Escrito por: Carlos Villar    3 noviembre 2017     Sin comentarios     2 minutos

En iFixit ya ha desmontado el iPhone X y nos han permitido descubrir su extremadamente miniaturizada placa lógica o que lleva no una, si no dos baterías.

Hoy era un día largamente esperado por los fanboys de la manzana. El iPhone X, probablemente el iPhone más esperado desde el modelo original ha llegado por fin a las tiendas y a los bolsillos de los más afortunados entre quienes lo reservaron en su momento.

Y si bien la mayoría de los comentarios hasta ahora se habían referido a su aspecto exterior, rediseñado por completo para la ocasión, que esté en el mercado ha favorecido a que conozcamos que este rediseño se extiende también a las tripas del dispositivo, porque el interior del iPhone X guarda una sorpresa. O más bien dos.

iPhone X interior_2

Como era de esperar, los chicos de iFixit ya le han podido poner las manos encima y despiezarlo por completo, lo que nos ha permitido conocer, por ejemplo, que la placa lógica es un prodigio de la ingeniería de miniaturización, pero la verdad es que lo que más nos ha llamado la atención por aquí es que lleve no una, si no dos baterías.

Ambas células están dispuestas en forma de “L” para aprovechar el máximo posible el escaso espacio disponible y su capacidad (2.716 mAh) es ligeramente superior a la ofrecida por el iPhone 8 Plus, eso pese a que el espacio del mayor de la generación 8 es superior que la del iPhone X.

iPhone X interior_3

Para conseguirlo, Apple ha tenido que disminuir el tamaño de una placa lógica que ahora viene a ser más o menos como un 70% de la del iPhone 8 Plus, pese a que incorpora más chips y componentes. Esto se ha logrado distribuyendo estos componentes en ambas caras de la placa. Vamos, que es como si fueran dos placas soldadas por la mitad durante el proceso de fabricación.

Según apunta iFixit, estamos ante una demostración más de la capacidad de los ingenieros de Apple para aprovechar al máximo la eficiencia de espacio. Más aún, proporcionalmente hablando, de la que se ha logrado con el Apple Watch, que ya era un espacio bastante reducido de por sí.

iPhone X interior_4

La cámara trasera también presenta cambios de diseño, orientada ahora de manera vertical para hacer espacio a la nueva cámara TrueDepth frontal que, debido a las necesidades de los proyectores, el sistema de iluminación para el mapeado y la tecnología Face ID, además de a los sensores de ambiente y proximidad, necesitaba el mayor hueco posible.

¿Una lámina de acero y cristal, pedía Steve Jobs? Pues poco le falta a Apple para lograrlo. Poco le falta.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.