24 marzo 2015 Industria

Apple Italia

La fiscalía del estado italiano ha realizado una exhaustiva investigación sobre Apple por una serie de acusaciones vertidas contra la compañía de la manzana, en las que se les culpa de no pagar impuestos en el país transalpino en un período que va desde 2008 a 20013.

En el informe de las autoridades se determina que Apple evitó pagar lo que correspondía a los impuestos corporativos nacionales por valor de 879 millones de Euros durante ese tiempo lo que, según las leyes italianas, puede acabar con la compañía en los tribunales.

Entrando un poco más en los detalles del caso, de lo que los fiscales acusan a Apple es de crear beneficios es de utilizar ingeniería fiscal cuestionable para derivar los beneficios obtenidos en Italia a través de la sede que la compañía posee en Irlanda y que les habría permitido evitar pagar los impuestos correspondientes de 2008 a 2013.

En Cupertino se han apresurado a cuestionar tales acusaciones, afirmando que las autoridades italianas ya habían auditado las operaciones de los ejercicios de 2007, 2008 y 2009 sin encontrar ningún proceso dudoso y confirmando el pleno cumplimiento de los requisitos de documentación y transparencia requeridas por la OCDE, el órgano europeo competente en estos casos.

Además, la acusación se extiende hasta involucrar de manera concreta a dos directivos de la filial italiana y a uno de la irlandesa, acusaciones que Apple considera que son completamente infundadas y que piensan que el proceso contra ellos llegará también a la misma conclusión.

No obstante, Apple es, junto a Amazon o Google, una de las grandes multinacionales tecnológicas con procesos o investigaciones fiscales abiertas en Europa, con el foco puesto casi siempre en esa sede irlandesa y su presuntamente cuestionable manera de gestionar los beneficios de la compañía en cada país comunitario.

Vía | Reuters

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *