26 abril 2017 Industria

Jeff Norris_1

Bueno, no es que sea un astronauta propiamente dicho, pero Jeff Norris sí que es todo un experto de la NASA. Un experto en Realidad Aumentada y fundador nada más y nada menos que del Departamento de Innovación para las Misiones de Operación en el laboratorio de propulsión de la Agencia Espacial.

Ahora, Norris ha cambiado radicalmente de proyecto al confirmarse su paso a las filas de Apple. O quizás no, después de todo, porque va a seguir estando muy involucrado en temas relacionados con la Realidad Aumentada, un campo que cada vez interesa más en Cupertino.

Norris llevaba desde 1999 en el Laboratorio de Propulsión a reacción de la NASA y aunque, como ya hemos dicho, quizás lo más llamativo en su currículum sea la creación de ese Departamento de Innovación para las Misiones de Operación, también estuvo detrás del JPL Ops Lab, donde se desarrollaban interfaces “de sistema humano” para la misiones de la compañía espacial americana y en el que las gafas de Realidad Virtual y Realidad Aumentada jugaban un papel determinante.

De hecho, bajo su dirección, JPL Ops Lab decidió equipar a los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional con las HoloLens de Microsoft, que también se utilizaron para simular la superficie de Marte gracias a un Software desarrollado por el equipo del propio Norris.

Su nuevo puesto en la compañía de la manzana será dentro del equipo liderado por el que fuera el máximo responsable de Dolby Labs, Mike Rockwell, que ahora se encarga de desarrollar los proyectos en el campo de la Realidad Aumentada de Apple y que podría estar ya trabajando en integrar esa tecnología en futuras generaciones del iPhone e incluso en unas rumoreadas gafas de fabricación propia.

Y es que el campo de la Realidad Aumentada se ha convertido en un foco de interés absoluto para Apple, con la intención de incorporarla cuanto antes a sus futuros productos por encima de la Realidad Virtual, según se encargó en asegurar en su momento el propio CEO de la compañía, Tim Cook.

Vía| Bloomberg

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *