22 junio 2016 iOS, Seguridad

iOS 10_1

Los desarrolladores de la WWDC 2016 han podido tener ya en sus manos la versión de prueba de iOS 10, una versión de prueba que ha sido lanzada con un Kernel sin codificar, por lo que el usuario puede acceder más fácilmente a los entresijos del Sistema Operativo.

No sabemos muy bien si la decisión de ofrecer prácticamente al público un núcleo del sistema sin codificar ha sido una decisión consciente por parte de Apple o un desliz de la compañía de la manzana, pero lejos de poder se considerado un error, quizás encierre una parte más positiva de lo que parece: permite descubrir los posibles fallos de seguridad que existan y, por ende, solucionarlos también más rápidamente.

Ya hay quien asegura que todo se debe a una arriesgada estrategia de Cupertino para fomentar precisamente que se descubran vulnerabilidades en el Software, cambiando la costumbre hasta el momento de cifrar el Kernel, la parte más importante de un Sistema Operativo.

Los expertos creen que un núcleo sin cifrado no supone para nada comprometer la seguridad de iOS 10 y, sin embargo, insiste en que sí ayuda a encontrar fallos de seguridad del sistema que luego podrían aprovecharse para comprometer el dispositivo, hacer jailbreak o, en el peor de los casos, crear un malware para infectarlo.

Aún así, Apple ha implementado las suficientes medidas de seguridad para evitar, por ejemplo, que el propio núcleo pueda ser modificado por el usuario, pero lo ha dejado lo suficientemente “abierto” como para que se le pueda estudiar a fondo, para bien o para mal.

Desde la compañía de la manzana no se han pronunciado aún al respecto, por lo que seguimos sin saber si estamos ante una decisión premeditada o ante un error bastante poco habitual, del nivel de olvidar poner las puertas al ascensor de un edificio, aunque no parece algo típico de Apple, la verdad.

Vía | MIT Technology Review

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *