8 septiembre 2015 Hardware

Apple-TV-conc

A estas alturas en las que parece que ya se sabe todo lo que se va a presentar mañana, hay un aspecto que parece que no se tiene en cuenta, y es que en España somos un mercado minoritario para Apple, con todo lo que ello implica.

En estos lares disfrutaremos del iPhone 6s, del iPad Pro, del nuevo Apple Watch y de casi cualquier producto Apple como en cualquier parte del mundo. Casi, porque hay un producto del que disfrutaremos mucho menos si cabe, gracias a la marca España. Se llama Apple TV.

Hay dos posibilidades de que Apple dé la campanada en la keynote de mañana. Una, que presente algo que nadie se espera, algo realmente nuevo e innovador. Otra, más probable, es que anuncien el nuevo Apple TV, que dicen que es el Apple TV pero de verdad. Porque el hecho de que la keynote de mañana se celebre en un recinto en el que cabe más gente que en ningún otro evento de la compañía en toda su historia, no es por otro motivo que el buscar la máxima difusión de lo que se va a desvelar. Ahora bien…

Que levante la mano el que paga, en España, a día de hoy, 79€ para ver… Bueno, ¿para ver qué? Cuando Yomvi funcionaba con el Apple TV, el fútbol era motivo suficiente como para adquirir el aparato y poder así llevarse la liga a cualquier parte. Pero era precisamente eso lo que no convenía. No convenía que un Apple TV con un Yomvi amenizase una tarde-noche de futbol con los amigos. Convenía que cada uno de los amigos tuviera su propio Yomvi y su propio Apple TV. Por este orden. Pero más allá de eso, y de alguna aplicación reproduciéndose mediante Airplay, poco Apple TV ha habido en nuestro país.

En España la guerra por los contenidos está prácticamente finiquitada. Con nuevos actores que han adquirido contenido como gancho a golpe de talonario para conseguir abonados, más fútbol en algunos casos, el conocido como “paquete familiar” es el producto más que discutible si es o no el ideal. A eso se le suman plataformas donde ya se han hecho un hueco en otros países. Pero en Estados Unidos, donde la fragmentación de plataformas es mucho menor, Apple se ha ido directamente al productor del contenido, que NO al distribuidor del mismo. Esto es, apostar al caballo ganador. Es sólo el primer paso hacia algo más grande. Ahora, intentad extrapolar eso a España, donde los más poderosos han conseguido el contenido foráneo más atractivo, porque nadie pagaría por el contenido nacional, que por otra parte, se emite en abierto, aparte del fútbol.

Videojuegos. Dicen que el Apple TV tendrá los videojuegos como pilar fundamental, que NO único. En España, país insisto con un índice de descargas de contenido de la red muy elevadas, y donde las videoconsolas están ya presentes en muchos hogares, el poder ver lo que ocurre en el iPhone o en el iPad en el televisor no parece que sea un motivo suficiente de venta. Y el poder jugar a juegos que sólo existen para la plataforma de Apple implica igualar en calidad a títulos que ya forman parte de la cultura popular del videojuego que por supuesto, están casados con las majors en este campo.

Por todo esto creo que el nuevo Apple TV será un fiasco en España, al menos a corto plazo, mientras Apple no consiga acuerdos globales sobre el contenido televisivo, y mientras no pueda ofrecer una alternativa a los videojuegos que justifique su compra. Luego, cuando mañana se presente el nuevo dispositivo con atractiva oferta para todos menos para España, que no haya lloros, porque estáis avisados.

Mayor será el fiasco si no se presenta todo lo que se dice que se va a presentar…

Imagen | Techcrunch

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *