13 febrero 2012 Software

No hace demasiado tiempo, seguro que muchos de vosotros sabéis de lo que estoy hablando, el dominio que Internet Explorer 6 ejercía entre los navegadores web era tal, que prácticamente todas las páginas se creaban “en exclusiva” para él. Con el paso del tiempo y la adopción de estándares web más modernos, provocó serias incompatibilidades con muchas webs creadas con IE6 en mente. Incompatibilidades que llevó mucho tiempo solucionar y conseguir una experiencia perfecta con el resto de los navegadores como Firefox y los IE posteriores a IE6.

Ahora la tortilla ha dado la vuelta y el problema se presenta a la inversa, ya que los navegadores basados en la tecnología WebKit (como pueden ser Safari o Chrome) están alcanzando tal predominancia en el actual panorama, que los programadores están empezando a ignorar alternativas como Firefox o Internet Explorer, a la hora de optimizar la compatibilidad de los sitios web.

Según asevera Daniel Glazman, co-presidente del Consorcio World Wide Web (W3C), los desarrolladores de los navegadores de Mozilla y Microsoft se han visto forzados a adoptar las etiquetas propias de navegadores Webkit y representar propiedades experimentales CSS para garantizar que las características más novedosas de CSS, funcionarán correctamente en Firefox o Internet Explorer.

En muchos casos, por no decir en la mayoría de ellos, las propiedades específicas de las etiquetas WebKit de las páginas, cuentan con equivalentes para el resto de los navegadores. A los creadores solo les llevaría unos minutos hacer esas páginas compatibles con Mozilla, Microsoft u Opera, pero simplemente no lo hacen.

Glazman asegura que la situación es todavía más problemática en el caso de los navegadores de dispositivos móviles, donde los navegadores WebKit (para iOS y Android )suponen ya el 68% de la cuota total.

Vía | Electronista

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *