16 diciembre 2015 Industria

samsung-apple

Cuando en principio la rebaja del montante que Samsung tendrá que pagar a Apple parecía que finiquitaba el asunto, ahora va la coreana y apela la sentencia a la Corte Suprema.

Samsung alega en su defensa entre otras cosas que “la forma en que las leyes se interpretan no está en consonancia con los tiempos modernos”

A pesar de que la sentencia apunta que Samsung debe pagar 548 millones de dólares a Apple en concepto de violación de patentes, el fabricante apunta no sólo que el veredicto es incorrecto, sino que pone de manifiesto un defecto en el mundo de las patentes que el máximo tribunal estadounidense debe arreglar.

Samsung sostiene que el jurado -y en la mayoría de los casos que llegan a juicio es así- no recibe la suficiente información sobre las patentes. Las patentes son explicadas al tribunal y éste explica al jurado cómo debe interpretarlas y cómo se plasman en productos, pero no se profundiza en el diseño de las patentes en sí.

Samsung también está en desacuerdo en la forma en que se calculan los daños por violación de patentes de diseño, y apunta que una empresa demandante puede recuperar la totalidad de las ganancias de los otros.

“Samsung trabaja intensamente en este caso, ya que considera que la forma en que las leyes se interpretan no está en consonancia con los tiempos modernos”, dijo en un comunicado.“Si la sentencia sienta un precedente legal, podría disminuir la innovación y sofocar la competencia, así como allanar el camino para los ‘trolls de las demandas’ y generar un impacto negativo en la economía y los consumidores.”

La Corte Suprema ya tuvo en sus manos un caso por infracción de patentes entre Apple y Samsung, y dictó sentencia en contra de esta última por un valor de 119 millones de dólares. Con todos los procesos paralelos fuera de Estados Unidos gracias a un acuerdo entre ambas empresas, lo máximo que Samsung ha conseguido hasta ahora en sus apelaciones es un recorte en la cuantía a pagar a Apple, fijada ahora mismo en 548 millones de dólares.

Vía | Re/Code

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *