22 octubre 2011 Industria

A falta de menos de una semana para que la biografía autorizada de Steve Jobs salga a la venta en español se siguen desvelando algunos asuntos que en ella se tratan. Ayer comentábamos la feroz lucha que Jobs empezó y estaba dispuesto a mantener contra la plataforma Android para que se dejaran de utilizar sus ideas. Steve siempre ha sido así, un luchador apasionado que daría todo por lo que de alguna manera le pertenece.

Hoy conocemos un capítulo mucho más personal, en concreto a cerca de su enfermedad. A Jobs le diagnosticaron su cáncer de páncreas allá por octubre de 2003, pero no fue hasta nueve meses más tarde cuando se puso por completo en las manos de los médicos. Como la mujer del histórico CEO le confesó a su biógrafo, Steve no estaba dispuesto a que abrieran su cuerpo. Así, durante todos esos meses probó con tratamientos alternativos como la acupuntura o remedios naturales, algo que enfadó mucho a todo su círculo más cercano.

Incluso llegó a engañar a la cúpula de la empresa para decirle más tarde que padecía la importante enfermedad. Pero al final terminó por apostar por lo que él apostaba en Apple, por el avance tecnológico y de la ciencia. Pagó 100.000 dólares para que un estudio de su ADN permitiera dar con los tratamientos más certeros. Tomó también muchas decisiones junto a los médicos y dijo que quería “ser uno de los primeros en superar un cáncer como éste o uno de los últimos en morir de él“.

Vía | ABC

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *