29 octubre 2014 Hardware

currentc-logo

Puede que al final las tiendas estadounidenses que bloquean el pago mediante la tecnología NFC no sean tan malos como se les pinta, porque no tendrían más remedio, si se confirma que según un contrato entre el consorcio y cada establecimiento no tiene otra opción.

La supuesta cláusula de la discordia, y hablamos de supuesta porque no se ha podido confirmar al haber sido desvelada por fuentes anónimas, dispondría que no se puede usar otro método de pago que no sea CurrentX, que es el método adoptado por las tiendas que no permiten pagar ni mediante Apple Pay ni con Google Wallet, ambos métodos basados en la tecnología NFC, y que ya ha provocado una revuelta que por primera vez une a usuarios de iOS y de Android.

El hacer caso omiso a esta cláusula podría suponer a los infractores elevadas multas, por lo que esta advertencia se sumaría al acuerdo contractual. Esto significaría que los establecimientos estarían acatando un contrato porque no tienen otra salida, contrato que posiblemente se habrían ahorrado de firmar si hubieran sabido lo que ocurriría posteriormente, aunque francamente, me cuesta creer que alguien firmara eso sin haber oído hablar de la tecnología NFC.

Mientras, Apple sigue su camino en este sentido, parece cada vez más evidente que el enfrentarse a una tecnología adoptada por dos colosos muy bien posicionados en el mercado forzando al uso de una propia, no es muy buena idea.

Termine como termine esta historia, y ya sea bajo contrato o sin contrato, estas tiendas tienen un problema entre manos bastante grande.

Vía | 9to5Mac

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. CurrentC, el competidor de Apple Pay, hackeado antes de ser lanzado al público general 29 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *