10 diciembre 2014 Industria

tom-cruise-steve-jobs

La película basada en la biografía multiventas de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson no para de ofrecernos nuevas y suculentas noticias sobre su producción y, sobre todo, sobre las vicisitudes de la elección de su protagonista, un papel que parece cada vez estar más maldito.

El último titular nos sorprende todavía más al asegurar que la primera opción esgrimida por el guionista Aaron Sorkin, encargado desde el principio de escribir el libreto del film a partir del libro de Isaacson, era que el actor Tom Cruise diera vida al desaparecido CEO de Apple.

El dato proviene de un reciente ataque que un grupo de hackers ha realizado sobre Sony Pictures, la anterior productora de la película, quienes pudieron acceder a una ingente cantidad de datos privados, entre los que se incluyen correos, películas o incluso guiones de futuros proyectos, entre otros.

Datos que se han empezado a filtrar y que han permitido conocer noticias tan interesantes para los que llevamos tiempo siguiendo el proyecto como esta.

¿Qué pasó entonces para que Tom Cruise dejara de ser el candidato ideal y comenzase la cascada de aspirantes que hemos ido conociendo?

Pues al parecer se debió todo a una cuestión de edad.

En una serie de correos entre Sorkin y el director Danny Boyle, el primero insiste que la edad de Cruise (52 años) es la ideal para interpretar a Jobs en el tercer acto de la película, mientras que, por ejemplo, Seth Rogen (32 años) encajaría como un Steve Wozniak perfecto en el primer acto.

Sorkin insiste en que Cruise sería un Steve Jobs perfecto y que fijarse en datos tan concretos como la edad real de un actor es hilar demasiado fino en una película y que todo se equilibraría mejor gracias a sus impresionantes capacidades actorales.

Boyle, sin embargo, apostaba insistentemente por Michael Fassbender y todo apunta a que al final ha sido el oscarizado director el que se ha terminado llevando el gato al agua, provocando el abandono de la propia Sony, poco convencida del tirón comercial del proyecto con Fassbender al frente del mismo.

Vía| Ars Technica

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *