9 enero 2017 Hardware, iOS

iPad-Pro 2017

No hay opinión que lance Ming-Chi Kuo que nos deje indiferentes por aquí. Por algo se ha convertido en nuestro analista favorito de todos los tiempos. Y su último informe no iba a ser una excepción a esta regla, máximo si nos habla de los planes que tiene Apple para revitalizar su gama iPad a lo largo de este 2017.

La intención de Cupertino confirmaría la mayoría de los rumores que han ido apareciendo a lo largo de los últimos meses, incluyendo un nuevo modelo tope de gama con un tamaño intermedio entre los actuales y que vería la luz a finales de año.

Un iPad que formaría parte de tres nuevos modelos que se presentarán durante los próximos meses y que incluirán un nuevo iPad Pro de 12,9 pulgadas, un iPad más asequible de 9,7 pulgadas y ese comentado modelo intermedio entre los dos, con una pantalla libre de marcos y que se movería entre las 10 y las 10,5 pulgadas.

Los dos modelos de mayor tamaño equiparían un chip A10X fabricado por TSMC que sería una versión mejorada y aumentada del A10 que podemos encontrar en el iPhone 7, mientras que el tablet más pequeño montaría un procesador A9 de Samsung, muy similar al que tiene el iPhone 6s. Además, la estrategia de la marca consistiría en intentar introducir a los primeros en mercados como el empresarial y profesional, mientras que el modelo más pequeño (ojo, no un iPad mini) tendría un mercado comercial más amplio e indefinido y sería la gran apuesta para revitalizar las ventas del iPad.

En cuanto a ese nuevo modelo de 10,5 pulgadas, decir que se lleva desarrollando un tiempo y que ha pasado por diferentes tamaños previos en prueba hasta acabar decidiéndose, hipotéticamente, claro, que no se ha confirmado nada de manera oficial por estas 10,5 pulgadas por considerarlas las más adecuadas para el uso diario y sus condiciones de portabilidad.

Kuo cree además que ya ha pasado lo peor para las cifras del iPad y, aunque cree que seguirán a la baja en 2017, ésta será sensiblemente menor a las anteriores y se irá recuperando terreno progresivamente gracias precisamente a esta estructuración de la gama en función de los nichos objetivo.

¿Y qué pasa entonces con el iPad mini?

Pues que parece que va a ser el gran perdedor de la apuesta de Apple de este año, habida cuenta de que no se ha actualizado desde 2015 y que ya hay quien está convencido de que su desaparición está más cerca de hacerse una realidad que de otra cosa.

Vía| Apple Insider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *