21 mayo 2016 Industria

coche Uber

El titular tendía mucha más gracia en Latinoamérica, por eso de que a los coches se les llama “carro”, pero tampoco pierde sentido de lo que os vamos a contar se lea desde donde se lea: Uber acaba de anunciar que está probando una tecnología para desarrollar su propio vehículo autónomo.

Una noticia que se produce poco después de la inversión multimillonaria de Apple en Didi Chuxing, la compañía a la que muchos consideran precisamente el Uber chino. ¿Casualidad? Es posible. Y es posible que no, que esta es la tendencia actual en el sector.

Vayamos por partes. La intención de Uber a la hora de desarrollar esta tecnología de coches capaces de conducirse a sí mismos, es precisamente la de prescindir por completo de conductores humanos en su plataforma y crear una flota compuesta exclusivamente de vehículos autónomos.

Para ello, ya ha iniciado las pruebas preliminares con un Ford Fusion híbrido equipado con varios sensores y cámaras que ha sido visto por las calles de la ciudad de Pittsburgh y que irá recopilando toda clase de datos necesarios para crear ese vehículo autónomo.

Un proyecto que desarrollado en conjunto por el Centro de Tecnologías Avanzadas (ATC) de Uber y la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh, con vistas a estar completamente funcional en algún punto de 2020 y cuya utilidad estaría enfocada a mejorar la seguridad vial, anulando prácticamente la existencia de accidentes, además de contribuir a una optimización del tráfico.

Apple podría estar pensando en hacer prácticamente lo mismo en su asociación con la citada Didi Chuxing, plataforma perfecta, al igual que puede ser Uber, para probar las condiciones en las que se movería un vehículo de estas características.

Vía| UBER Newsroom

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *