3 octubre 2015 OS X, Software

Boot Camp El Capitan

Cada nuevo Sistema Operativo que llega a nuestro Mac lo hace, valga la redundancia, con novedades más o menos significativas que ayudan a que la productividad y usabilidad del equipo sea siempre mejor que las de la versión a la que suceden. Algunas de de esas novedades son evidentes y otras pasan más o menos desapercibidas hasta que, llegado el caso, las descubrimos al utilizarlas.

Por ejemplo, con la aparición en escena de OS X El Capitan, hemos descubierto que ya podemos instalar una partición de Windows en Boot Camp sin la necesidad de utilizar una unidad USB en el proceso, como venía siendo lo habitual hasta ahora.

La nueva interfaz de usuario de Boot Camp, ampliada de la propia de El Capitan, coloca al selector de la imagen ISO y la de la partición a elegir en una misma pantalla, algo que facilita notablemente el procedimiento de seleccionar tanto dici imagen ISO como la partición en el disco duro en el queremos instalar el sistema antes de que comience la instalación de Windows.

Así, una vez que el asistente de Boot Camp ha completado todas las tareas de instalación, el ordenador se reiniciará para continuar con el proceso de instalación del Sistema Operativo, sin más.

Este cambio se debe a la nueva estructura de particiones diseñada por Apple para El Capitan, que establece cuantas particiones puede crear el asistente de Boot Camp, que no crea en sí dicha parición, si no que lo que hace en realidad es crear una adicional llamada OSXRESERVED, que está formateada en FAT32 y que organiza esta nueva parición justo tras la partición de recuperación y antes de la partición de Boot Camp propiamente dicha.

La partición OSXRESERVED incluye todos los archivos del instalador, incluyendo los drivers para Boot Camp o los archivos de la EFI que se necesitan para hacer una instalación satisfactoria de Windows. De esta manera, una vez que hemos instalado el sistema de Microsoft y hemos vuelto a El Capitan, OSXRESERVED se elimina y el espacio que ocupaba se recupera para la propia parición de OS X.

Eos sí, parece que por el momento, los únicos equipos que soportan esta instalación de Windows sin unidad USB son el Mac Pro, los MacBook Pro de 13 y 15 pulgadas y los MacBook Air de 11 y 13 pulgadas.

Vía| The Loop

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *