Adiós al iPod: el dispositivo que revolucionó el mundo de la música

Adiós al iPod: el dispositivo que revolucionó el mundo de la música

Escrito por: Carlos Villar    12 mayo 2022     3 minutos

La noticia de que Apple deja de fabricar el iPod supone el portazo final a un dispositivo que hizo historia y realmente cambió nuestra manera de escuchar música.

La noticia tecnológica de esta semana ha sido sin duda la decisión de Apple de dar por concluida la producción del iPod touch. Era algo que ya se veía venir desde hace mucho tiempo, a tal punto que el que fuera antaño casi la piedra angular del nuevo modelo de negocio de la compañía de la manzana ni tan siquiera tenía sección propia en su página web.

Pero no hay que olvidar que desde su presentación y a lo largo de sus veinte años en el mercado, no solo vendió millones de unidades en todo el mundo, si no que marcó, y esta no es la típica frase hecha, un antes y un después tanto para la industria musical como para nosotros, sus consumidores.

El iPod no fue el primer reproductor MP3 del mercado, pero sí el que popularizó el formato, y lo hizo además en un momento en el que la piratería asolaba el mundo de la música y el formato físico parecía haber entrado en un declive ante la pujanza de las canciones digitales. Apple supo ver esto y lanzó la iTunes Music Store, una tienda donde descargar los temas que nos gustaban para poder luego escucharlos donde quisiéramos gracias a nuestro iPod.

Y es que ese era el gancho del dispositivo, poder disfrutar de toda nuestra música en un dispositivo que apenas pesaba 185 gramos y en cualquier lugar donde estuviéramos. Nada de armatostes de gran tamaño y nada de limitarnos a tener que escoger entre nuestros CDs: toda nuestra música cabía en el bolsillo de nuestro pantalón. Además poseía un atractivo diseño minimalista un precio competitivo. El éxito fue inmediato y enseguida las calles se llenaron de gente luciendo los característicos auriculares blancos.

Ipods 2

Desde entonces, el diseño del iPod se fue perfeccionando, el tamaño fue disminuyendo y la capacidad de almacenar canciones o de la batería fue aumentando, incluso se podían ver vídeos. Aparecieron nuevos modelos orientados a cada tipo de usuario y la icónica rueda de control dejó su lugar a una pantalla táctil que prácticamente hizo del iPod un iPhone sin teléfono.

El iPod fue la gran fuente de ingresos y de valor de mercado hasta la llegada precisamente del iPhone y del concepto de smartphone que acabó convirtiendo al iPod de algo revolucionario a un dinosaurio del pasado. A partir de ahora ya no se fabricarán más iPod y a mí, que realmente me cambió la vida a la hora de disfrutar de la música, en el fondo me da pena. Pena nacida de la nostalgia, la misma que aún me hace seguir escuchando toda (y cuando digo toda, es toda) mi música en mi clásico iPod Classic, valga la redundancia y aún tendré más pena el día en que deje de funcionar, porque ya no va a ser lo mismo.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.