¡Basta de tanto cristal! Parte trasera metálica en el iPhone “low-cost” de 2018 con pantalla LCD de 6.1″

¡Basta de tanto cristal! Parte trasera metálica en el iPhone “low-cost” de 2018 con pantalla LCD de 6.1″

Escrito por: Javier Cantagalli   @cantagalli    8 diciembre 2017     Sin comentarios     2 minutos

Hace algunas semanas conocimos que Apple podría estar planeando anunciar un iPhone "Low-Cost" con pantalla LCD de 6.1". Hoy han salido a la luz nuevos datos.

Hace ya unas semanas, un informe publicado por Ming-Chi Kuo, el popular analista de KGI Securities, nos ponía en la pista de lo que podrían ser los planes de Apple respecto a la próxima generación del iPhone en 2018. Kuo aseguraba que Apple no presentará únicamente dos iPhone, la renovación del actual iPhone X y una versión Plus de mayor tamaño, sino también un tercer modelo de precio más reducido con pantalla LCD de 6.1 pulgadas.

Ahora, Nikkei acaba de validar aquella información asegurando que, efectivamente, según fuentes cercanas a la compañía serán tres los modelos del iPhone que Apple presentará en 2018. Dos de ellos contarán con pantallas OLED de 5.8 y 6.2 o 6.3 pulgadas, mientras que el tercer modelo contará con una pantalla LCD de 6.1 pulgadas.

Además, Nikkei aporta un nuevo detalle que hasta ahora desconocíamos sobre este futuro iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas. Apple este año dejó de emplear el aluminio en la parte trasera de todos los nuevos iPhone -iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X-, con la intención de poder así integrar la carga inalámbrica. La información publicada por Nikkei sugiere que la parte trasera del iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas será metálica -¿quizás también de aluminio?- y estará además disponible en varios colores.

De ser esto cierto, es muy probable que Apple no integre carga inalámbrica en este modelo “low-cost”, siendo así una característica que quedaría reservada para los otros dos modelos del iPhone considerados más Premium. Según Nikkei, la carcasa de este iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas será fabricada por Casetek, una subsidiaria de Pegatron.

Aunque si se quiere disfrutar de carga inalámbrica es necesario que la parte trasera del iPhone sea de cristal, la parte trasera metálica tiene otras ventajas. La principal de ellas la resistencia en caso de caídas. Si tienes un poco de suerte y se te cae un iPhone 7 sobre su parte trasera de aluminio manteniéndose a salvo la pantalla, lo normal es que no le pase casi nada. Esa misma caída con un iPhone 8 con su parte trasera de cristal es muy probable que acabe mucho peor.

A pesar de ello, ¿merece la pena la carga inalámbrica?. Pues eso ya depende de las preferencias de cada uno. Mi opinión personal es que no, por lo que con esta noticia ese iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas ha ganado bastantes puntos para mi.

Vía| MacRumors


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.