El capricho definitivo: un iPhone 12 de 4.000 Euros que ni siquiera tiene cámara

El capricho definitivo: un iPhone 12 de 4.000 Euros que ni siquiera tiene cámara

Escrito por: Carlos Villar    12 mayo 2021     2 minutos

El iPhone 12 Pro Stealth no es un móvil para todos los públicos, tanto por su precio, como por el motivo por el que ha decido prescindir de todas sus cámaras.

A simple vista parecen un par de lingotes de oro, pero en realidad se trata de un iPhone 12. Al no ver el característico hueco para la cámara, quizás penséis que se trate de una carcasa, pero no es así, es un iPhone 12 Pro real, solo que, en efecto, no tiene cámara.

Se trata de una de las últimas creaciones del fabricante ruso Caviar y está a la venta a partir de un precio base que ronda los 4.000 Euros. ¿Cómo puede ser que alguien se haya planteado lanzar un iPhone que prescinda precisamente de uno de los elementos mejor valorados del smartphone como es su cámara? Pues aunque parezca un capricho (que lo es), también tiene su porqué.

La creación de Caviar ha sido bautizado como iPhone 12 Pro Stealth y su seña de identidad principal es que carece tanto de la cámara trasera como, en cierto modo, también de la cámara delantera. Y decimos «en cierto modo» porque aunque no vamos a poder utilizarla para hacernos selfies o realizar videollamadas, el resto de los sensores siguensiendo perfectamente funcionales, con lo que podremos utilizar todas las características de Face ID.

Existen dos tipos de este Caviar iPhone 12 Pro Stealth, una con un acabado en titanio con recubrimiento láser negro de larga duración que parte de los 4.760 dólares (casi 4.000 Euros) y otra denominada Stealth Gold que está fabricada en oro y que parte a su vez de los 5.830 dólares, unos 4.830 Euros al cambio.

¿Pero, por qué no tiene cámara?

Pues tiene su lógica, en el fondo. Quienes se pueden permitir un dispositivo como este quizás se muevan en círculos (profesionales y personales) en los que la privacidad mande y se maneje algún tipo de información que no debería ser filtrada. En muchas ocasiones se requiere que se dejen los smartphones fuera de determinadas reuniones o que se cubran los objetivos para que no puedan captar imágenes. Ni qué decir del peligro que supondría que se hackease el dispositivo y lo usara para espiar a través de su cámara.

Así que puestos a hacer esto, qué mejor que usar directamente un iPhone sin cámaras, eso sí, con estilo.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.