Cómo combatir al mayor enemigo del iPhone: La pelusa bolsillera

Cómo combatir al mayor enemigo del iPhone: La pelusa bolsillera

Escrito por: Chus Vilallonga   @ChusVilallonga    1 noviembre 2014     2 Comentarios     4 minutos

El motivo por el que más a menudo se recurre a un servicio técnico autorizado para reparar un iPhone es por la rotura de la pantalla, generalmente por caída. Sin embargo, hay otro enemigo que es más difícil de combatir que la torpeza humana, e imposible de obviar en todos los casos: Las pelusas bolsilleras.

Ya finalizadas las risas, hay que empezar diciendo que este artículo no es ninguna broma y que es más serio de lo que parece. Y lo mejor de todo esto es que es probable que vuestro iPhone esté a punto de caer en manos de este mal, sin saberlo. No es una cuestión de higiene porque la causa es inevitable, pero el efecto se puede esquivar. E incluso, es posible reparar tu iPhone sin pasar por el servicio técnico con un poco de cuidado y una herramienta adecuada. Todos los casos descritos a continuación están basados en hechos reales…

Si el conector del cable de carga de vuestro iPhone a veces parece que no se introduce del todo, es posible que esté afectado de este mal. No confundir con el conector, ya sea macho o hembra, que está dañado porque el usuario es un patán, o bien porque le gusta morder el extremo del cable. Al usuario, no al perro del usuario, ojo.

Por lo general, el primer paso para intentar subsanar el problema suele ser el primer error, a menudo sin vuelta atrás. Eso de sacar y meter el conector, dándole la vuelta, apretando más fuerte, etc, lo único que consigue es empeorar la situación, porque hundimos la pelusa hasta el punto de pegarla en el fondo del conector hembra haciéndola más difícil de sacar.

Y hablando de pegar, es momento de identificar el problema. Debemos llamar pelusas bolsilleras a toda la familia, es decir, a todas su variantes mutadas en mayor o menor medida. La más común es la que se crea por la propia naturaleza de la ropa. Menos frecuente es la que tiene pelo, literalmente, o algún pedacito de papel que nos hemos olvidado antes de meter el pantalón en la lavadora. Algo más común es la pelusa bolsillera de papá , que es aquella que incluye plastilina, masilla azucarada que en algún momento fue parte una chuche.

A veces con unos golpecitos en la base del iPhone sobre la palma de la mano hay más que suficiente. Con una linterna es posible -pero no es fácil- que seamos capaces de ver el conector por dentro. Y con una herramienta lo suficientemente fina, es probable que podamos vaciar de cuerpos extraños el conector.

Si el iPhone tiene conector Dock y disponemos de unas pinzas lo suficientemente finas, es posible que podamos sacar la pelusa del conector en una operación que puede tener que repetirse varias veces, ya que las pelusas se rompen. Si no tenemos unas pinzas a mano y/o el iPhone tiene conector Lightning, un simple mondadientes puede arreglarlo. Lo importante se use lo que se use, es no forzar jamás, y en el caso de ser una herramienta de metal, rascar las paredes del conector por dentro lo mínimo posible. Y en todos los casos, el spray específico para la limpieza de hardware es una buena opción también.

Si el iPhone no responde como debe, o hay motivos para pensar que el cuerpo extraño contenía humedad, azúcar, o algún elemento conductor de electricidad, deberíais pasaros por un servicio técnico autorizado.

Es posible encontrar fundas con pequeños tapones o algún tipo de “invento” para tapar el conector no sólo de carga, sino también el de los auriculares. Pero si no es vuestro caso hay una forma de esquivar, para siempre, las pelusas bolsilleras: Poniendo el iPhone boca abajo en el bolsillo, de manera que el conector quede mirando hacia arriba y no toque el fondo.

Y es que a veces, el poner las cosas del revés hace que todo vaya más derecho 😉

 

 

 

 

 

 


2 comentarios

  1. German F dice:

    Me di a la tarea de revisar por curiosidad el conector lightning de mi iphone 5 y me pareció que tenía algo de pelusa. Tomé un mondadientes y me propuse hacer la limpieza con escepticismo. Oh sorpresa al darme cuenta de la cantidad de pelusa que saqué… Además, ya que estaba en estos menesteres, introduje el mondadientes en la entrada de los audífonos y he sacado el triple de pelusa!!!
    Algo tan simple como este procedimiento me ha sacado de llevar a servicio técnico mi iphone ya que ahora funciona de maravilla y he notado que el botón de inicio está respondiendo aún mejor… Un saludo desde Colombia y gracias por mantenernos al tanto de todo lo referente a Apple.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.