El éxito de los cables de sujeción para los AirPods. ¿Son una moda absurda o cuestionan el concepto de auriculares inalámbricos?

El éxito de los cables de sujeción para los AirPods. ¿Son una moda absurda o cuestionan el concepto de auriculares inalámbricos?

Escrito por: Carlos Villar    9 diciembre 2019     2 minutos

No hace nada. Sólo es un cable para sujetar auriculares diseñados para no usar cables... ¿Un absurdo u puro sentido común?

No sé que pensaréis vosotros, pero para mí, más allá de avances técnicos como la reducción del ruido o su relación con Siri, el rasgo más distintivo de los AirPods de Apple es que son inalámbricos. De hecho, cuando se presentaron oficialmente hace ahora tres años, quien más y quien menos se quedaron maravillados con aquellas dos pequeñas gotas blancas minimalistas y su ausencia de cordones.

No eran los primeros, pero eran de Apple y eso nunca pasa desapercibido. Desde la propia compañía incidían además en ese asunto de librarnos de los engorrosos cables y demás ataduras. Ahora, ya decimos, apenas tres años después, se han puesto de moda unos cables para mantener juntos las dos piezas de los auriculares. ¿Estamos locos o volver al camino inicial es algo de sentido común?

Porque sí, nuestros AirPods siguen funcionando igual, permitiéndonos escuchar música mediante Bluetooth y con todos los avances, interfaces, micrófono, etc integrados, sólo que añade una correa al conjunto.

Simple y llanamente una correa, un cable, un cordón para sujetarlos. No hace nada más, sólo está ahí para evitar el que probablemente se ha acabado convirtiendo en el miedo más común entre sus propietarios: perder uno de los auriculares.

Cinta Airpods 2

Esta vuelta al inicio, a la época de los auriculares tableados pone en entredicho todo el concepto inalámbrico. Cuestiona si merece la pena prescindir en pos de una liberación y, sobre todo, una estética, de la seguridad que añade saber que nuestros auriculares no se perderán si se nos caen accidentalmente de la oreja o del bolsillo.

Lo que llama la atención es que esos cables de sujeción no son precisamente baratos. Los hay de varios precios, pero llama la atención que haya cordones que ronden los 60 Euros. Si tenemos en cuenta que los AirPods andan por los 179 Euros y los AirPods Pro por los 279… Pues sólo tenemos que echar cuentas.

En resumen. ¿Es una moda pasajera o lo son los auriculares inalámbricos? El tiempo lo dirá.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.