Sí, tu iPhone 11 Pro comparte tu localización aunque la hayas desactivado y esto es todo lo que deberías saber al respecto

Sí, tu iPhone 11 Pro comparte tu localización aunque la hayas desactivado y esto es todo lo que deberías saber al respecto

Escrito por: Carlos Villar    7 diciembre 2019     2 minutos

El nuevo iPhone 11 Pro se comporta así por una razón y además resulta realmente complicado evitar que siga haciéndolo aunque nos empeñemos.

Hace días unos días surgía una nueva polémica relacionada con Apple y sus políticas de protección de la privacidad de sus usuarios. Y era una noticia preocupante, ya que parecía contradecir todos los puntos que Cupertino suele esgrimir a la hora de asegurar que dicha privacidad es un buque insignia tan a la altura como pueda ser el mismísimo iPhone.

Y precisamente el iPhone era el protagonista, más concretamente el nuevo iPhone 11 Pro, que resulta que aún continúa accediendo a los datos de localización de su propietario incluso aunque este haya desactivado la función en la configuración del dispositivo.

Las pruebas de que esto era una realidad comenzaron a aparecer en Internet e incluso se enviaron a la propia Apple, que no ha tardado en pronunciarse al respecto y proporcionando una información muy interesante sobre el porqué de este comportamiento y a qué debemos atenernos si poseemos un iPhone 11 Pro y no quieres que te localice.

Hay que empezar diciendo que si hemos elegido desactivar todas las funciones de localización de apps y del propio sistema, es verdad que algunos servicios seguirán pudiendo acceder a esos datos, si bien no lo harán de manera continuada, si no de vez en cuando.

Iphone 11 Pro Localizacion 2

Sabemos que no es precisamente un consuelo, pero Apple asegura que tampoco es una amenaza real a nuestra seguridad y que, de hecho, es como se supone que tiene que funcionar. El motivo por el que el iPhone 11 Pro sigue almacenando nuestros datos de localización se debe a la nueva tecnología de banda ultra ancha o ultra wideband.

Esta tecnologia de banda ultra ancha está sujeta a una serie de regulaciones internacionales que requieren que se apague en determinados lugares. Por eso iOS utiliza los servicios de localización del iPhone para determinar si el dispositivo está en uno de esos lugares y desactivar la banda ultra ancha, cumpliendo así con esas regulaciones de las que os hablamos.

También nos tranquiliza asegurando además que los datos recogidos por este motivo se almacenan íntegramente en el propio iPhone y no se envían a ningún servidor externo, ni siquiera a los de la compañía.

La parte negativa es que más o menos nos dan a entender que no existe una manera de desactivar completamente ese proceso de localización aunque insistamos, pero al mismo tiempo dejan caer que es posible que sí pueda acabar existiendo una manera de hacerlo en una futura actualización de iOS.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.