Un joven chino vende un riñon para comprar un iPad 2 y un portátil

Un joven chino vende un riñon para comprar un iPad 2 y un portátil

Escrito por: Manu Iglesias    2 junio 2011     4 Comentarios     1 minuto

¿Realmente muchos de lo que tenemos lo necesitábamos en su momento? Posiblemente no, pero los que pudimos lo acabamos comprando y dándole más o menos uso.

Pero hay ciertas personas que no calibran y no se limitan a decir, sí quiero eso, intentaré ahorrar. Otros directamente arriesgan su vida para conseguirlo. Por suerte son pocos los que hacen esto, aunque hoy tenemos un caso realmente aterrador. Zheng un joven chino de 17 años, ha sido capaz de vender un riñón por unos 2.000 euros al cambio a la moneda que nosotros conocemos. ¿Su objetivo? Comprar un ordenador portátil y un iPad 2.

El riñón ha sido extraído de forma ilegal en un hospital de Chenzhou. Un hospital que no tiene licencia para hacer trasplantes de ningún tipo. Sin duda la noticia es abrumadora. Cuando la madre del chaval se enteró de lo ocurrido contactó con las autoridades para comentar lo que había ocurrido. Zheng ha sido entrevistado y parece que se arrepiente de lo que ha hecho, aunque ahora ya nadie le podrá devolver el riñón que vendió para comprar sus precios gadgets. ¿Le habrá valido la pena? Estamos seguros de que no, ningún gadget vale más que nuestra la salud de nadie.

Vía | The Next Web


2 comentarios

  1. evanhet dice:

    es un tonto

  2. El robot dice:

    Todo lo que sucede por tener cosas materiales, sin en verdad necesitaba dinero para el iPad, hubiera ahorrado, o hubiera robado, asaltado, hacerse de un grupo de amigos y secuestrado a una persona y hubiera exigido un millón de dolares, es broma lo del secuestro y robo, uno no debe sacrificarse por cosas materiales, en poco tiempo pasan de moda, salen aparatos nuevos, lo que hizo este chavo es una tontería, ojala viva para contárselo a sus nietos

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.