La policía no puede obligarte a desbloquear tu iPhone con contraseña, pero sí con Touch ID

La policía no puede obligarte a desbloquear tu iPhone con contraseña, pero sí con Touch ID

Escrito por: Carlos Villar    3 noviembre 2014     Sin comentarios     2 minutos

Cuando Apple presentó el sensor Touch Id, prácticamente todo el mundo se apresuró a ponerse de acuerdo en que estábamos ante uno de los sistemas de protección más seguros y personales que podía tener un dispositivo. Nadie podría fisgar tu password o adivinar tu patrón de desbloqueo, únicamente tu huella dactilar te daba acceso al iPhone.

Sin embargo, aunque el sistema en sí se ha probado como efectivamente seguro, no es oro todo lo que reluce, ya que las autoridades van a poder acceder a cualquier dispositivo protegido con nuestra huella dactilar, algo que no es posible si está protegido por una contraseña.

Así se ha pronunciado un tribunal del Estado de Virginia, que ha dictaminado que las huellas dactilares no están protegidas por la Quinta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, lo que anula prácticamente el sistema de seguridad de muchos dispositivos que utilizan este sistema, como es el caso de las nuevas generaciones del iPhone y del iPad.

Según el Juez Steven C. Fucci, las fuerzas de seguridad y la policía podrán obligar a un acusado a desbloquear su dispositivo si así se le requiere si el sistema utilizado para hacerlo es su huella dactilar, algo que no es posible si lo que se requiere para acceder a la información contenida es algún tipo de contraseña.

La famosa Quinta Enmienda, a la que tantos acusados se han acogido en innumerables películas de Hollywood, establece que nadie puede ser obligado a testificar contra sí mismo ante un tribunal y, por lo tanto, protege todo tipo de información que una persona posea digamos en su memoria, como es el caso de los códigos o las contraseñas, no así las huellas dactilares, por lo que no estaría sujeta a esta protección.

Para el Juez Fucci, una huella dactilar se encuentra en la misma situación que una muestra de ADN o una prueba caligráfica, dos supuestos que pueden ser requeridos por un oficial de policía a la hora de presentar pruebas contra un acusado.

Este podría ser el caso de David Baust, acusado de estrangular a su novia y del que se sospecha que podría guardar un vídeo del ataque en su teléfono móvil. Si este se encuentra protegido mediante una contraseña, podrá acogerse a la Quinta Enmienda y no facilitar dicha información a la policía, mientras que si está protegido mediante un sensor de huellas dactilares, la policía sí podrá solicitar que desbloquee el terminal para permitirles acceder al contenido del mismo.

Vía | Hampton Roads


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.