¿Qué Diferencias hay entre el nuevo Macbook Air M1 y el MacBook Air Intel?

¿Qué Diferencias hay entre el nuevo Macbook Air M1 y el MacBook Air Intel?

Escrito por: Carlos Villar    11 noviembre 2020     3 minutos

Bajo un aspecto exterior idéntico al modelo Intel, el primer portátil con chip M1 de Apple es un equipo espectacular que demuestra que la apuesta de Cupertino es una apuesta ganadora.

Ayer, Apple presentaba por fin en sociedad su nuevo procesador Apple Silicon M1, el primer chip de producción propia diseñado exclusivamente para el Mac y junto a él lo hacían también los primeros ordenadores en estrenarlo: el MacBook Pro, el Mac mini y el MacBook Air.

Este último fue el primero en ver la luz en el evento de ayer y el primero también en hacer que nos preguntemos qué mejora el salto de Intel a Apple Silicon y si es comparable al que hubo en su momento de la arquitectura Power-PC a la de Intel. ¿Qué diferencias hay entre el nuevo MacBook Air con chip M1 y su predecesor Intel? ¿Es para tanto el cambio?

Ambos modelos presentan bastantes similitudes, pero también considerables diferencias. Entre las primeras, la que primero salta a la vista, por razones obvias, es su exterior. Su diseño es exactamente igual al del modelo que viene a sustituir, ya que las diferencias están todas en el interior. Como la belleza.

Pero aunque los cambios sean internos, no afectan al aspecto del portátil, que sigue manteniendo las mismas dimensiones y el mismo peso. Eso es bueno, porque ya teníamos un equipo potente y al mismo tiempo muy ligero y manejable para llevarlo encima a cualquier parte y siempre es una buena idea no tocar algo que ya está bien a no ser que la mejora vaya a ser notable.

Todo lo anterior es aplicable a la pantalla, que también sigue siendo la misma Retina True Tone de 13,3 pulgadas y 2560 x 1600 pixels de resolución.

Y aquí vienen los cambios, que son bastante llamativos.

M1 Logo Interior

El nuevo procesador M1 sustituye en el MacBook Air base al Intel Core i3, que es con el que lo vamos a comparar. Era y sigue siendo un buen chip para un uso no demasiado exigente, cosa que sí puede permitirse el M1 y sus ocho núcleos. Ahora, la potencia y el rendimiento del nuevo portátil es realmente muy superior al modelo Intel y no sólo en números sobre el papel, si no en la experiencia real de usuario. Es decir, lo vamos a notar. Y mucho.

Otra mejora clave a mi entender está en la batería, un punto esencial si estamos hablando de un Mac portátil. Apple asegura que el MacBook Air M1 va a ofrecer una mejora de entre cuatro y seis horas de uso respecto al modelo anterior y si tenemos en cuenta de que la capacidad de la batería es la misma, habla muy bien de la gestión de energía que realiza el chip Apple Silicon.

Así que si tenemos en cuenta que el precio de partida también es de las cosas que no cambian, podemos asegurar sin dudar que el MacBook Air M1 es mejor en su conjunto y que la llegada del M1 es muy, muy ilusionante, tanto como en su momento nos ilusionamos los viejos maqueros cuando sucedió lo mismo con Intel hace ya casi quince años.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.