Rachael Short y la belleza y la sencillez de hacer fotos con el iPhone: Una historia de superación

Rachael Short y la belleza y la sencillez de hacer fotos con el iPhone: Una historia de superación

Escrito por: Carlos Villar    20 mayo 2019     Sin comentarios     3 minutos

A pesar de quedar tetrapléjica tras un accidente, la fotógrafa californiana Rachael Short retomó su carrera gracias a la indispensable ayuda del iPhone.

A veces, nos centramos tanto en las cifras puras, en los GB de memoria, los píxeles de la cámara o aspectos de diseño que olvidamos que el iPhone puede ser mucho más que eso, puede ser un salvavidas, puede ser el mejor aliado de tu creatividad. Puede ser mil cosas que no descubrimos hasta que nos vemos quizás en la necesidad de hacerlo.

En 2010, cuando tenía 28 años, la fotógrafa californiana Rachael Short sufrió una lesión en la médula espinal a causa de un accidente durante la noche de Halloween y se quedó tetrapléjica por una fractura cervical de tipo C5. Esta es la historia de cómo el iPhone se acabó convirtiendo en un elemento imprescindible en su vida y en su actual carrera artística.

Rachael es una entusiasta de la sencillez, algo que se descubre claramente en el resultado de sus sesiones por los alrededores de Carmel, en California, donde busca de nuevas texturas, luces y contrastes para sus retratos y fotografías de paisajes. Prefiere las imágenes en blanco y negro, evitando lo que ella considera las distracciones del color. “La vida ya es lo bastante caótica, así que es preferible simplificar y relajar el ambiente”, explica.

Apple Photographer Rachael Short Wandering Path Monastery Beach 05162019

Pero su vida no ha sido precisamente sencilla. Pasó dos meses ingresada en el hospital hasta que pudo tocarse la nariz con la mano izquierda y tardó otro año más en recuperar la fuerza necesaria para poder sujetar algo, así que tuvo que dejar la cámara a un lado. En ese momento, su mejor amigo le regaló un iPhone 4 para que le resultara más fácil seguir haciendo fotos.

Aunque al principio ni podía sujetarlo, fue la primera cámara que usó después de su accidente y ahora es la única que utiliza porque es profesional, ligera, compacta y fácil de usar. Desde entonces, el proceso creativo de Rachael ha pasado a ser móvil y digital. Ya no tiene que llevar varias cámaras ni carretes y eso le permite estará más centrada, según ella misma afirma, dedicando más tiempo a la imagen y menos a la parte técnica y al equipo.

Short hace fotografías en color con el iPhone Xs y la app Hipstamatic y luego las pasa a blanco y negro para editarlas finalmente con Snapseed, imprimiendo un negativo digital y creando una platinotipia con calidad de exposición.

Apple Photographer Rachael Short Iphonexs Hipstamatic Snapseed App 05162019

Hoy Rachael vive cerca de su galería EXPOSED en Carmel, donde expone el trabajo de artistas de la zona. Como va en silla de ruedas, busca lugares accesibles para fotografiar en la naturaleza. A pesar de los obstáculos que se interpusieron en su camino hace casi una década, Rachael sigue encontrando inspiración en los pequeños detalles. Usa la tecnología como una nueva forma de crear arte a partir de la belleza que la rodea, ya sea la paz que transmite una amapola en su ventana o la sombra que proyecta un árbol en la fachada de la misión de Carmel.

“No puedo imaginarme estar en esta situación hace 15 años sin un iPhone”, señala Rachael. “La tecnología ha evolucionado muchísimo en este tiempo. Abre un mundo de posibilidades a personas con discapacidad y movilidad reducida. Es mi cámara, mi email, mi herramienta de edición, mi ‘Oye Siri, haz esto o lo otro’… Lo es todo.”


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.