El Tribunal Supremo de EE.UU decreta que la policía necesita una orden para acceder a los smartphones

El Tribunal Supremo de EE.UU decreta que la policía necesita una orden para acceder a los smartphones

Escrito por: Carlos Villar    22 junio 2018     Sin comentarios     2 minutos

La decisión no sólo exige esa orden judicial previa, si no que únicamente se referirá a los datos de localización del investigado.

Los organismos y departamentos de defensa de la ley de los Estados Unidos siguen empeñados en porfiar con fabricantes y desarrolladores para que prevalezca lo que ellos consideran la seguridad general frente a la privacidad individual.

El último movimiento del Tribunal Supremo de aquel país hace referencia precisamente a esa lucha, ya que ha emitido hoy una resolución que insta al gobierno a solicitar una orden previa de acceso a la información del smartphone de un ciudadano y únicamente cuando se refiera a sus datos de localización.

Semejante decision se supone que busca tener una implicación mayor en los casos legales y dar carpetazo a las diferentes posturas al respecto de la privacidad digital. Eso sí, no afecta a casos en los que que lo que se requiera a las compañías tecnológicas sean otros datos como correos electrónicos, imágenes, búsquedas de internet o similares.

Todo viene a cuento del caso del pueblo de los Estados Unidos contra Carpenter que se remonta nada más y nada menos que a unos robos violentos en tiendas de electrodomésticos sucedidos en el año 2010, en la ciudad de Detroit. El fiscal basaba su caso en las pruebas obtenidas en los smartphones de los acusados que habían sido proporcionados por los fabricantes de los mismos y que demostraban la relación entre los diferentes implicados en dichos robos.

Más de tres meses de datos recopilados que mostraban los movimientos de Timothy Ivory Carpenter, el principal sospechoso, con información tan precisa como que noches había dormido en su casa o hasta si había ido o no a la Iglesia los domingos.

Las diferentes posturas entre ambas partes en el caso habían provocado que el Tribunal Supremo investigase si esas prácticas violaban la Cuarta Enmienda de la Constitución, al publicar excesiva información profesional de Carpenter. Con la nueva resolución de hoy, ese tipo de datos sólo podrán obtenerse si la policía consigue una orden previa y, como decimos, únicamente sobre los datos de localización del usuario investigado.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.