Se veía venir y ha acabado pasando: Alexa envió conversaciones privadas de una pareja a uno de los contactos de la agenda

Se veía venir y ha acabado pasando: Alexa envió conversaciones privadas de una pareja a uno de los contactos de la agenda

Escrito por: Javier Cantagalli   @cantagalli    24 mayo 2018     Sin comentarios     2 minutos

Amazon se ha disculpado asegurando que están trabajando para que algo así no vuelva a ocurrir.

Los altavoces inteligentes están más de moda que nunca, y aunque pueden ser de gran ayuda en nuestro día a día, también pueden tener su parte negativa. Al fin y al cabo no debemos olvidar que al instalar uno en el salón de casa o en la cocina, lugares en los que pasamos mucho tiempo, estamos instalando un micrófono conectado a internet. Con lo que ello puede significar respecto a nuestra privacidad.

Las compañías que venden estos altavoces inteligentes nos repiten una y otra vez que respetar la privacidad es para ellos una prioridad, pero la realidad es que al final, por el motivo que sea, siempre acaba ocurriendo algo inesperado.

Uno de estos casos inesperados es lo que le ha ocurrido a una pareja de Portland que acusa a Alexa de haber espiado sus conversaciones, haberlas grabado y enviado aleatoriamente a uno de sus contactos (un empleado de su marido).

Danielle, que es como se llama la mujer, afirma que hace un par de semanas recibió la llamada de un empleado de su marido, que exaltado le advirtió que desenchufase inmediatamente sus altavoces inteligentes con Alexa porque habían sido hackeados. Sin entender muy bien que es lo que estaba pasando, o si todo se trataba de una broma, le hicieron caso. Fue entonces que cuando comprobaron que todo esto iba muy en serio ya que el empleado que les alertó les habló con detalle sobre conversaciones privadas que habían tenido. La pareja no podía creer que algo así hubiese ocurrido. Afirman que a partir de ahora ya no pueden confiar en este tipo de dispositivos y que no los van a conectar nunca más.

Ante la gravedad de estos hechos un ingeniero de Amazon estudió el caso, echando un vistazo a los registros del dispositivo. Este ingeniero concluyó que, efectivamente, había ocurrido lo que esta pareja contaba. No le quedo por tanto otra opción que disculparse una y otra vez, asegurando que se trataba de un caso muy extraño y que van a trabajar para que algo así no vuelva a ocurrir.

Aunque la conclusión de todo esto no creo que deba ser prescindir de este tipo de dispositivos, ya que tarde o temprano van a ser imprescindibles y todo el mundo va a tener uno, sí que es bueno tener en cuenta que situaciones como esta pueden llegar a ocurrir. De hecho, ya ha ocurrido.

Vía| boingboing


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.