14 diciembre 2015 Industria, Recursos

Taylor-Swift-1989

¿Recordáis cuando Taylor Swift cantaba la caña públicamente contra Apple por su política respecto al pago a artistas durante el periodo de prueba de Apple Music, que posteriormente los de Cupertino se vieron obligados a modificar? Pues fijaos si desde entonces las cosas funcionan bien entre la empresa y la artista, que incluso han llegado a un acuerdo para ofrecer un concierto de la diva del momento en exclusiva para Apple Music.

Si es que al final, es muy fácil entenderse entre dos gigantes, pero lo es mucho más cuando hay un talón con una bonita y gran cifra por el medio.

Apple ha conseguido en exclusiva los derechos de explotación de un vídeo de un concierto de Taylor Swift de los muchos que ofrece dentro de su nueva gira 1989 World Tour. La artista, al parecer, obtendrá un bonito talón a cambio. El anuncio ha saltado a las redes en las últimas horas por parte de la propia cantante, y ofrece una pequeña muestra de lo que se verá a partir del próximo domingo 20 de diciembre.

Espectacular, ¿verdad? Pues esta es la clave. En su momento, no es que Taylor Swift doblegase a Apple en sus exigencias de no pagar a los artistas durante el periodo de Apple Music; es que Taylor Swift no necesita ni a Apple ni a Apple Music, aunque evidentemente toda publicidad le va a venir muy bien. Taylor Swift en su misma es una icónica industria que se mueve por sí sola, ya que además de música, la artista tiene varios productos y servicios con su nombre y millones de fans en todo el mundo. Otras titanes de la música le han dado la espalda a Apple y a su servicio de streaming, así que la alternativa es tirar de talonario.

Apple obtiene la capacidad de juntar su logo y marca junto a la artista como promoción en sus tiendas mediante pantallas gigantes, plasmar su imagen en tarjetas de regalo de iTunes, entrevistas en la emisora de radio Beats 1, o para resumir, la empresa de Cupertino obtiene acceso a una de las estrellas más grandes del mundo y sólo permite que el vídeo lo vean los suscriptores o usuarios de prueba de Apple Music, en un concierto disponible en gran parte de los aparatos de la compañía en el mejor periodo de ventas de todo el año.

Otro tema es lo que le ha costado a Apple esta historia, porque no pinta nada barato…

Vía | Re/Code

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *